" Nunca es demasiado tarde, o temprano para ser quien quieras ser. No hay límite de tiempo, empieza cuando quieras. Puedes cambiar o quedarte igual. Esto no tiene reglas.Sacarle lo mejor a tu peor momento. Ojalá le saques lo mejor. Ojalá puedas ver cosas que te detengan. Ojalá puedas sentir cosas que jamás sentiste. Ojalá conozcas personas con puntos de vista diferentes. Ojalá vivas una vida de la que te enorgullezcas. Y si no es así… Ojalá tengas la fuerza de empezar de cero."





sábado, 1 de diciembre de 2007

LA VIDA, como el mar


¿Te das cuenta de que la vida es como el mar?




Hay días que son azules y tranquilos,
con las aguas acogedoras, deliciosas.
Otros días son nublados, con grandes tempestades,
aunque cuando parece que el océano te va a devorar
nace un nuevo día lleno de sol y calor.

Navegamos en medio de este océano.
Somos barcos pequeños, pero grandiosos.




Cada barco tiene su timón.
En tí está tomar hoy mismo el timón de tu vida.


Sabes, por la gracia de Dios,
el rumbo que deseas seguir.
Sabes que para llegar a tu meta tendrás que atravesar
-como todos- grandes tormentas:
pasionales, depresivas, morales, económicas.



Sin embargo, tienes el timón en tus manos.
Como todo marinero, debes saber manejar el timón.

En el orden material,
cuando tenemos
un tremendo dolor de cabeza,
nos produce tristeza, depresión, etc.
Nuestro barquito empieza a ladearse
por un simple dolor.
Tomamos un medicamento y enderezamos el barco.

Volvemos a sentir la salud normal
que nos lleva a equilibrarnos en lo físico.
Diariamente tenemos que ir gobernando el timón;
debemos tomar determinaciones, decisiones,
para enderezar nuestra vida.

En el orden moral,
nos topamos con amistades que nos arrastran a cosas no convenientes de diferentes tipos:
conversaciones que dañan nuestra mente tranquila,
ideas negativas para nuestro vivir.

Hay que tomar el timón de nuestra nave
y no dejar que nos aparten del equilibrio moral y espiritual.






Tendrás que tomar decisiones.
Tómalas con la seguridad de que nada
te aparte de tu camino, de tu meta.

Cometemos errores y de ahí vienen
nuestras depresiones y nuestra agresividad.


Toma el timón de tu nave y entregalo a Jesús
para que tengas la seguridad de que siempre llegarás
a puerto seguro.

Entoces, vive intensamente el momento presente.
Concentra todo tu ser en lo que haces
y no temas al futuro.



¡El faro de Dios te cuida y te protege siempre!

5 comentarios:

M A G A dijo...

A veces nos cuesta tanto darnos cuenta que sólo de nosotros depende tomar el rumbo de nuestras vidas, a veces nos dejamos abatir y a veces sencillamente queremos sufrir, queremos sentirnos desgraciados y víctimas. Yo me siento así hoy. Quizás también tenemos derecho a eso, un día, unas horas, pero el día de mañana tiene que ser soleado y sonreirnos nuevamente.

cynthia dijo...

El camino no es facil, las aguas se baten, se alejan, suben, bajan, queda en uno la elección, solo un corazón..y las ganas, motor de nuestro andar..!!!
Besos tocaya mia!!!!

mar dijo...

Me gusto tu post sobre todo porque adoro el mar y llevas mucha razon en lo que dices..
Un besito y una estrella.
Mar

elvira carvalho dijo...

Lindo texto e belas fotos cintita. E tem você razão, a vida é assim mesmo. às vezes, mar calmo, ás vezes tsunamis de emoções.
Um abraço

TARA ATHEILARU dijo...

paso a saludar mi querida amiga cinthia disculpa no haber pasado antes a saludar pero tenia que navegar en una tormenta, ahora con el agua mas tranquila paso a saludarte a recordarte que me encanta tu post encantada de venir a navegar por aqui.

sinceramente un beso...

Related Posts with Thumbnails

Sumergida en la naturaleza...