" Nunca es demasiado tarde, o temprano para ser quien quieras ser. No hay límite de tiempo, empieza cuando quieras. Puedes cambiar o quedarte igual. Esto no tiene reglas.Sacarle lo mejor a tu peor momento. Ojalá le saques lo mejor. Ojalá puedas ver cosas que te detengan. Ojalá puedas sentir cosas que jamás sentiste. Ojalá conozcas personas con puntos de vista diferentes. Ojalá vivas una vida de la que te enorgullezcas. Y si no es así… Ojalá tengas la fuerza de empezar de cero."





miércoles, 14 de mayo de 2008

FRANK SINATRA- Homenaje





Hace una década moría una leyenda de la música popular: el famosísimo Frank. Controvertido hasta su muerte, tuvo una vida turbulenta que incluyó cuatro matrimonios y un vínculo real con la mafia. Nadie, sin embargo, podrá negar que vivió “A su manera”.

Francis Albert Sinatra nació el 12 de diciembre de 1915 en Hoboken, Nueva Jersey, pleno Estados Unidos de principios del XX. Su madre, de origen italiano, dio a luz a su único hijo en un parto traumático que la dejó imposibilitada para tener más hijos y que casi acaba con la vida del bebé, al que los fórceps empleados le dejaron un tímpano perforado y una cicatriz detrás de la oreja izquierda. Tras recuperarse los dos, Frank fue bautizado en abril de 1916.

De clase humilde, no demostró mucho interés por el estudio y empezó a ganarse la vida como vendedor de periódicos, con su padrino. Así, conoció una vida de pandillero que lo llevó a varios encontronazos con la policía. Trabajó en diversos oficios: fue camionero y cartero, hasta que se empleó como periodista en El Observador de Jersey. Tiempo después Frank Sinatra decidió seguir la carrera de cantante. Era un admirador de Bing Crosby y, cuenta la leyenda, fue después de un concierto de Bing que, en 1933, se lanzó a cantar. Comenzó trabajando en clubes y bares. Al poco tiempo, Sinatra fue seleccionado para una demostración de radio denominada "Talento de los Estados Unidos". Un productor de esa emisora juntó a un trío y a él y formó un conjunto llamado "Hoboken four". Con esa formación ganaron el primer premio.

Con los "Hoboken four" vivió una sucesión de conciertos en clubes. Ya en 1937, Sinatra cantaba en varias estaciones de radio sin cobrar un solo centavo. Eso, porque sabía que estaba incrementando su popularidad y experiencia como cantante.



MY WAY ( A MI MANERA)




El fin muy cerca está, lo afrontaré serenamente,
ya ves, yo he sido así, te lo diré sinceramente
Viví la intensidad y no encontré jamás fronteras
jugué sin descansar a mi manera.

Jamás viví un amor que para mí fuera importante
tomé solo la flor y lo mejor de cada instante
Viajé y disfruté, no se si más que otro cualquiera
si bien, todo ello fué a mi manera.

Tal vez lloré, tal vez reí,
tal vez gané, tal vez perdí
ahora sé que fuí feliz, que si lloré también amé
y todo fué, puedo decir, i did it my way.

Quizás también dudé cuando mejor me divertía
quizás yo desprecié aquello que no comprendía
hoy sé que firme fuí y que afronté ser como era
y así logré seguir, a mi manera.

Porque ya sabrás que el hombre al fin
conocerás por su vivir
no hay porque hablar, ni que decir,
ni recordar, ni hay que fingir
puedo llegar hasta el final,
A MI MANERA!!









El descubrimiento

Fines de los años '30. El trompetista Harry James oye cantar a Sinatra y reconoce sus especiales dotes. Al terminar la función, James lo contrata de inmediato. Su voz se fue cotizando y recibió una oferta de Tommy Dorsey, el director de una de las bandas más populares de esa época. Durante la "Era Dorsey" el cantor grabó varios éxitos, lo que le valió que su nombre comenzara a tomar renombre especialmente en las adolescentes de los Estados Unidos. Su fama creció tanto que pensó en rescindir el contrato de cinco años que tenía con Tommy Dorsey y comenzar como solista.

Antes de 1946, se convirtió en el cantor más importante de los Estados Unidos. Por esos tiempos las ventas de sus discos llegaban a 10 millones de ejemplares de costa a costa. Se hizo tan popular que el público lo bautizó como "La Voz". Económicamente le fue aún mejor: ganaba casi un millón de dólares por año.

Fue en los ’50 -su época de esplendor creativo- que se vinculó con Capitol Records, la productora con la que estuvo ligado hasta los años ’60.

Y con todo el viento a favor, Frank Sinatra decidió crear su propia compañía discográfica llamada Reprice. A principios de los años ’70 anunció su retiro, pero dos años después regresó, lanzando su nuevo álbum "Ojos azules". Al año siguiente realizó un concierto televisivo en el Madison Square Garden que fue emitido en directo a casi todo el mundo.

Incansable y único, siempre permaneció actualizado, produciendo temas con intérpretes contemporáneos tales como Stephen Sondheim, Neil Diamond y Steve Wonder.

En la década de los '80 realizó varias giras por el mundo. El público argentino pudo verlo en vivo en el Luna Park el 10 de agosto de 1981.

En los ’90 causó un impacto en el público la producción de Duets I y Duets II junto a cantantes como Tony Bennett, Aretha Franklin y Bono, de U2.

Cuando Sinatra cumplió 80 años se retiró de los escenarios. Murió dos años después.





En la pantalla grande, un grande

A principios de los ’40 "Frankie" comenzó a aparecer en algunos filmes como vocalista de Dorsey. Su primera experiencia como actor fue en la película "Higher e Higher" (1944); luego fue contratado para protagonizar "Leven anclas" (Anclas Aweigh) acompañado por Gene Kelly en 1945, y "Sucedió en Brooklyn" en 1947.

A fines de la década, la carrera de Sinatra entró en crisis. Hubo problemas personales y artísticos, como el divorcio de su esposa Nancy Barbeito y su vinculación con grupos mafiosos.

En 1950 Sinatra vio el libreto de la posible película "De aquí a la eternidad" y los productores le ofrecieron el personaje del soldado ítalo-norteamericano Angelo Maggio. Aceptó inmediatamente, además de cobrar un décimo de su honorario, unos 5.000 dólares. Por su papel fue premiado con un Oscar como mejor actor de reparto en 1953.

Luego de este galardón siguió haciendo películas, generalmente en papeles temporarios y en algunos musicales, como "El hombre del brazo de oro" (1955), Johnny Concho (1956), "Un agujero en la cabeza" (1959), "The manchurian candidate"(1962) , Tony Roma (1967) y "El detective" (1968).

Entre sus musicales incluyeron a "Girls and dolls" (1955), "High society" (1956), "Amigo Joey" (1957), Wild (1957) y "Robin y los 7 Hoods" (1964). También realizó varias series de televisión.


Mi artista preferido, sin duda una voz increíble , comparto el gusto por Frank, con mi tía querida que está en los cielos (Lidia) y mi madre.
He aquí mi canción preferida para compartir con uds:




FLY ME TO THE MOON




Y he aquí otros de sus tantos éxitos para este hombre de voz inconfundible, un verdadero showman:





I´VE GOT YOU UNDER MY SKIN






SOMETHING STUPID






COME FLY WITH ME


2 comentarios:

Enredada dijo...

Sinatra, genial... voz de aquellas que no volverán...
Hermoso homenaje...
mil besos

Enredada dijo...

Sinatra, genial... voz de aquellas que no volverán...
Hermoso homenaje...
mil besos

Related Posts with Thumbnails

Sumergida en la naturaleza...