" Nunca es demasiado tarde, o temprano para ser quien quieras ser. No hay límite de tiempo, empieza cuando quieras. Puedes cambiar o quedarte igual. Esto no tiene reglas.Sacarle lo mejor a tu peor momento. Ojalá le saques lo mejor. Ojalá puedas ver cosas que te detengan. Ojalá puedas sentir cosas que jamás sentiste. Ojalá conozcas personas con puntos de vista diferentes. Ojalá vivas una vida de la que te enorgullezcas. Y si no es así… Ojalá tengas la fuerza de empezar de cero."





domingo, 31 de agosto de 2008

“Esto También Pasará”


Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte: - Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre. Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo.

Todos quienes escucharon eran sabios, grandes eruditos; podrían haber escrito grandes tratados, pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudieran ayudar en momentos de desesperación total...

Pensaron, buscaron en sus libros, pero no podían encontrar nada. El rey tenía un anciano sirviente que también había sido sirviente de su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por tanto, lo trataba como si fuera de la familia. El rey sentía un inmenso respeto por el anciano, de modo que también lo consultó. Y éste le dijo:

-No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje. Durante mi larga vida en palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una ocasión me encontré con un místico. Era invitado de tu padre y yo estuve a su servicio. Cuando se iba, como gesto de agradecimiento, me dio este mensaje –el anciano lo escribió en un diminuto papel, lo dobló y se lo dio al rey-. Pero no lo leas –le dijo- mantenlo escondido en el anillo. Ábrelo sólo cuando todo lo demás haya fracasado, cuando no encuentres salida a la situación-

Ese momento no tardó en llegar. El país fue invadido y el rey perdió el reino. Estaba huyendo en su caballo para salvar la vida y sus enemigos lo perseguían. Estaba solo y los perseguidores eran numerosos. Llegó a un lugar donde el camino se acababa, no había salida: enfrente había un precipicio y un profundo valle; caer por él sería el fin. Y no podía volver porque el enemigo le cerraba el camino. Ya podía escuchar el trotar de los caballos. No podía seguir hacia delante y no había ningún otro camino...

De repente, se acordó del anillo. Lo abrió, sacó el papel y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso: Simplemente decía “ESTO TAMBIÉN PASARA”.

Mientras leía “esto también pasará” sintió que se cernía sobre él un gran silencio. Los enemigos que le perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino, pero lo cierto es que poco a poco dejó de escuchar el trote de los caballos.

El rey se sentía profundamente agradecido al sirviente y al místico desconocido. Aquellas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, volvió a ponerlo en el anillo, reunió a sus ejércitos y reconquistó el reino. Y el día que entraba de nuevo victorioso en la capital hubo una gran celebración con música, bailes... y él se sentía muy orgulloso de sí mismo. El anciano estaba a su lado en el carro y le dijo: -Este momento también es adecuado: vuelve a mirar el mensaje.

-¿Qué quieres decir? –preguntó el rey-. Ahora estoy victorioso, la gente celebra mi vuelta, no estoy desesperado, no me encuentro en una situación sin salida.

-Escucha –dijo el anciano-: este mensaje no es sólo para situaciones desesperadas; también es para situaciones placenteras. No es sólo para cuando estás derrotado; también es para cuando te sientes victorioso. No es sólo para cuando eres el último; también es para cuando eres el primero. El rey abrió el anillo y leyó el mensaje: “Esto también pasará”, y nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba, pero el orgullo, el ego, había desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Se había iluminado. Entonces el anciano le dijo:

-Recuerda que todo pasa. Ninguna cosa ni ninguna emoción son permanentes. Como el día y la noche, hay momentos de alegría y momentos de tristeza. Acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza porque son la naturaleza misma de las cosas.






No te rindas (Mario Benedetti)
GRACIAS A MI AMIGA ELIA, que me hizo recordar este precioso poema del GENIO de Mario.



No te rindas, aún estás a tiempo

De alcanzar y comenzar de nuevo,

Aceptar tus sombras,

Enterrar tus miedos,

Liberar el lastre,

Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,

Continuar el viaje,

Perseguir tus sueños,

Destrabar el tiempo,

Correr los escombros,

Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se esconda,

Y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma

Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo

Porque lo has querido y porque te quiero

Porque existe el vino y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,

Quitar los cerrojos,

Abandonar las murallas que te protegieron,

Vivir la vida y aceptar el reto,

Recuperar la risa,

Ensayar un canto,

Bajar la guardia y extender las manos

Desplegar las alas

E intentar de nuevo,

Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se ponga y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma,

Aún hay vida en tus sueños

Porque cada día es un comienzo nuevo,

Porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estás solo, porque yo te quiero.



U2- window in the skies

Película- EN CINE



((((Trailer))))


Donna (Meryl Streep), una madre independiente y soltera, dueña de un pequeño hotel en una idílica isla griega, está a punto de dejar que se marche Sophie (Amanda Seyfried), la hija a la que ha criado sola. Donna ha invitado a sus dos mejores amigas a la boda de su hija, Rosie (Julie Walters), una mujer práctica y lógica, y Tanya (Christine Baranski), rica y multidivorciada. Las dos son ex miembros de su antigua banda, Donna and the Dynamos. Por su parte, Sophie también ha hecho tres invitaciones muy especiales.

Decidida a encontrar un padre para que la lleve al altar, invita a tres hombres que visitaron la paradisíaca isla hace 20 años. Durante las siguientes caóticas y mágicas 24 horas, florecerán nuevos amores y se reavivarán viejos romances en una isla llena de posibilidades.

Inspirada en canciones de ABBA, desde "Dancing Queen" y "S.O.S." a "Money, Money, Money" y "Take a Chance on Me", MAMMA MIA! es un homenaje a las madres y a sus hijas, a los viejos amigos y a las nuevas familias.


Sinopsis y números musicales


Estamos en el año 1999, en la preciosa isla griega de Kalokairi. La romántica aventura empieza en el hotel Villa Donna, que regentan Donna (Meryl Streep), su hija Sophie (Amanda Seyfried) y su prometido Sky (Dominic Cooper).

A punto de casarse, Sophie envía tres invitaciones (la canción "I Have a Dream") a tres hombres diferentes, convencida de que uno de ellos es su padre. Los tres hombres parten de tres ciudades diferentes para regresar a la isla y a la mujer que les cautivó hace 20 años.

En la isla, Donna y el personal del hotel trabajan frenéticamente para preparar la boda. Llegan las damas de honor de Sophie y esta les cuenta un secreto: ha leído el diario de su madre y se ha enterado de que su padre puede ser el hombre de negocios Sam Carmichael (Pierce Brosnan), el aventurero Bill Anderson (Stellan Skarsgard) o el banquero Harry Bright (Colin Firth). Añade que les ha invitado a la boda sin contar con su madre (la canción "Honey, Honey"). Está convencida de que si les conoce, sabrá cuál de ellos es su padre.

Entretanto, Sam, Bill y Harry acaban de conocerse en el puerto porque Sam y Harry han perdido el ferry a Kalokairi y Bill se ha ofrecido a llevarles en su yate. Los tres están impacientes por volver a ver a la mujer que les rompió el corazón hace 20 años.

Donna, por su parte, está loca de alegría al reunirse con sus amigas y ex miembros de la banda "Donna and The Dynamos", la chistosa Rosie (Julie Walters) y la rica y protagonista de numerosos divorcios Tanya (Christine Baranski). Les cuenta que no entiende por qué su hija se empeña en una boda tradicional. En el hotel, Sophie presenta a Tanya y a Rosie a su gran amor Sky, y les dice que están diseñando una página web para atraer el turismo a la isla. Donna habla de su siempre precario estado financiero (la canción "Money, Money, Money") con sus amigas mientras les enseña el hotel. Perseguida por los acreedores, Donna sueña con "el mundo de los ricos". Se imagina tomando el sol en un yate mientras cuidan de ella. Pero vuelve a la realidad al descubrir una grieta en el patio.

Los tres hombres llegan y Sophie consigue llevarlos a un ala del hotel sin que nadie los vea. Les explica que les ha invitado ella, no su madre, y les ruega que se escondan para darle una fantástica sorpresa a Donna el día de la boda cuando vuelva a ver a esos viejos amigos de los que habla "muy a menudo". Oyen a Donna preparar cemento en el almacén que está debajo de la sala, y le prometen a Sophie que serán muy discretos. Sophie sale por la ventana en el momento oportuno, justo cuando Donna aparece por la trampilla.

Se queda atónita al encontrarse frente a frente con los tres antiguos amantes a los que nunca ha olvidado (la canción "Mamma Mia"), mientras los hombres buscan torpes excusas. Pero Donna lo tiene claro: no pueden quedarse. Turbada, les cuenta a Tanya y a Rosie (la canción "Chiquitita") que no sabe cuál de los tres es el padre de Sophie.



Tanya y Rosie consiguen levantarle el ánimo interpretando con ella, el personal femenino del hotel y algunos isleños un número musical. Donna and The Dynamos recuperan sus días de gloria (la canción "Dancing Queen").







Sophie y los tres hombres dan una vuelta alrededor de la isla en el yate de Bill (la canción "Our Last Summer"), mientras le cuentan anécdotas de Donna cuando era joven. Al regresar, Sophie decide contárselo todo a Sky, pero no tiene bastante valor. La pareja canta con pasión ("Lay All Your Love on Me"), pero son interrumpidos por los amigos de Sky, que le raptan para una última noche de libertad.

Durante la despedida de soltera, Donna and The Dynamos vuelven a la carga ("Super Trouper"). Sophie está encantada de ver a su madre soltarse el pelo, pero se pone nerviosa cuando llegan Sam, Bill y Harry. Decide que debe hablar con cada uno de ellos por separado.

La joven aprovecha el lío que montan sus provocativas amigas mientras bailan con los tres ("Gime! Gime! Gime! [A Man After Midnight]) para hablar con Sam de su aventura con Donna. Toca el tema de los hijos con Harry. Por último, Bill revela que la anciana que dio dinero a Donna para invertir en el hotel es su tía abuela Sofía, y Sophie cree que se llama así por ella. ¡Ya está! Bill es su padre. Sophie le pide que sea el padrino, pero no debe decirle nada a Donna hasta el momento de la boda.

Sophie se siente feliz y regresa a la fiesta. Pero su alegría se desvanece cuando Sam le dice que él es su padre y que quiere ser el padrino, y lo mismo hace Harry ("Voulez-Vous"). Sophie no puede decirles la verdad. Aturdida por las consecuencias de su decisión, se desmaya en la pista de baile.

A la mañana siguiente, Rosie y Tanya tranquilizan a Donna; hablarán con los tres hombres. Donna habla con Sophie en el patio, convencida de que Sophie ya no quiere casarse, pero esta le contesta secamente que sólo desea no cometer los mismos errores que su madre y la deja plantada. Sam se acerca y expresa su preocupación por ver a Sophie casarse tan joven. Donna no está de humor y le echa un rapapolvo. Ambos se dan cuenta de que siguen sintiendo lo mismo que hace 20 años ("SOS").

En el yate, Bill y Harry están a punto de intercambiar confidencias cuando les interrumpe Rosie, que se queda boquiabierta al descubrir a Bill preparando el desayuno totalmente desnudo. Por otro lado, en la arenosa playa, las pulsaciones aumentan mientras Tanya y el joven Pepper siguen con el flirteo de la noche anterior ("Does Your Mother Know").

Con sus planes desmoronándose y su boda en peligro, a Sophie no le queda más remedio que sincerarse con Sky y pedirle ayuda. Pero el chico se enfada y Sophie debe recurrir a su madre.

Mientras Donna ayuda a su hija a vestirse para la boda, el enfado de ambas desaparece. Donna habla de la infancia de Sophie y de lo rápido que ha crecido ("Slipping Through My Fingers"). En este momento Sophie decide que no habrá padrino, sólo una madrina. El personal del hotel y las damas de honor acompañan a Sophie y a Donna a la capilla, pero Sam quiere hablar con Donna, que le corta fríamente, dejando patente el dolor que supuso perderle ("The Winner Takes It All").



Pero Donna no puede callarse. Le confiesa a Sophie que su padre está en la isla, pero no sabe cuál es de los tres. Sophie, atónita, reconoce que ella les invitó. Los tres dicen que están encantados de ser los padres de la chica. Sophie tiene otra sorpresa reservada para Sky y le dice que será mejor que retrasen la boda y recorran el mundo como siempre habían querido hacer. Al parecer, de nada servirán los preparativos de la boda, hasta que Sam se acerca con la última sorpresa: le pide a Donna que se case con él.

Ella acepta encantada ("I Do, I Do, I Do, I Do, I Do").

Durante la comida, Sam canta una canción a Donna, a la que ha seguido queriendo durante 21 años ("When All is Said and Done", sólo en la película, no en el musical), y Rosie aprovecha para tirarle los tejos a Bill ("Take a Chance on Me"). Todas las parejas se declaran su amor y, por arte de magia, el agua de la fuente de Afrodita empieza a brotar por la grieta del patio de Villa Donna.

La historia acaba con Sophie y Sky despidiéndose de todos cuando se van para empezar una nueva vida juntos ("I Have a Dream"), una vida llena de esperanzas y promesas.


--------------------------------------------------------------------------------
CÓMO SE HIZO

No fue fácil construir un pequeño pueblo teniendo en cuenta que el decorado debía encajar perfectamente con la isla griega en la que se rodarían los exteriores. Comenta la diseñadora de producción: "Sólo podía funcionar si desprendía alegría visual"...
¡¡¡¡¡ NO SE LA PIERDAN !!!!

viernes, 29 de agosto de 2008






El guerrero de la luz conoce el valor de la persistencia y del coraje.

Muchas veces, durante el combate, él recibe golpes que no esperaba. Y comprende que, durante la guerra, el enemigo vencerá algunas batallas. Cuando esto sucede, él llora sus penas y descansa para recuperar un poco las energías. Pero inmediatamente después vuelve a luchar por sus sueños.

Porque cuanto más tiempo permanezca alejado, mayores son las posibilidades de sentirse débil, miedoso, intimidado. Cuando un jinete cae del caballo y no vuelve a montarlo al minuto siguiente, jamás tendrá el valor de hacerlo nuevamente.










El guerrero de la luz sabe perder.

Él no trata a la derrota como algo indiferente, usando frases tales como “Bien, esto no era tan importante” o “A decir verdad, yo no quería realmente esto”. Acepta la derrota como una derrota, sin intentar transformarla en victoria.

Amarga el dolor de las heridas, la indiferencia de los amigos, la soledad de la pérdida. En estos momentos se dice a sí mismo: “Luché por algo y no lo conseguí. Perdí mi primera batalla”.

Esta frase le da nuevas fuerzas. Él sabe que nadie gana siempre, y sabe distinguir sus aciertos de sus errores.









Cuando se quiere algo, el Universo entero conspira en su favor. El guerrero de la luz lo sabe.

Por esta razón cuida mucho sus pensamientos. Escondidos bajo una serie de buenas intenciones existen sentimientos que nadie osa confesarse a sí mismo: venganza, autodestrucción, culpa o miedo de la victoria, la alegría macabra ante la tragedia de otros.

El Universo no juzga: conspira a favor de lo que deseamos. Por eso, el guerrero tiene el valor de mirar hasta las sombras de su alma y ver si no está pidiendo nada nocivo para sí mismo.

Y tiene siempre mucho cuidado de lo que piensa.









Un tropezón no es caída, caerse está permitido, levantarse es obligación. apuesto el doble a todo, y sigo sorteando lo que venga... AMOR FATI !!

martes, 26 de agosto de 2008



Pero hoy el sol ya está saliendo,
y se que tengo muchos cielos por volar,
y se que el viento nos reparte a todos alas,
el viento me hará volar.

Tengo muchas alas pa' llegar al cielo, el viento me hará volar,
tengo muchas alas pa' llegar al sol, nada me puede derribar,
se que el viento va a soplar, el viento va.

Yo voy a desplegar mis alas aunque peligre,
aunque yo me caiga,voy a alcanzarlas nubes y besarlas.
Y aunque te ame yo ya me voy, y aunque te extrañe
hoy no te estoy, pidiendo clemencia.

Pero hoy el sol me esta sonriendo,
será que tengo muchos cielos ya por volar,
será que el viento nos reparte a todos alas,
el viento me hará volar.

Tengo muchas alas pa' llegar al cielo, el viento me hará volar,
tengo muchas alas pa' llegar al sol, nada me puede derribar,
hoy mi corazón... se eleva, voy a volar.

tengo muchas ganas pa' llegar al cielo, el viento me hará volar,
tengo muchas alas pa' llegar al sol, y voy a besar el cielo,
yo tengo muchas alas pa' llegar al cielo, y voy a llegar, llegar al sol,
y tengo muchas ganas pa' llegar al sol
.

------------------------------------------------------

He aquí la letra de Maná - tengo muchas alas.

Para todos los que estamos algo perturbados, y un poco tristes, les dejo este tema que me dá muchas fuerzas y esperanzas.

viernes, 22 de agosto de 2008




Cuando el mundo entero
es una confusión irreparable,
y las gotas de lluvia
caen por todas partes,
el Cielo abre un sendero mágico ...
Cuando todas las nubes
oscurecen el firmamento,
aparece el camino del arco iris,
para que lo encuentres
conduciéndote desde tu ventana,
hacia un lugar detrás del sol
unos pasos más allá de la lluvia ...



En algún lugar, sobre el arco iris,
Muy en lo alto,
existe una tierra que soñé
una vez en una canción de cuna.
En algún lugar, sobre el arco iris,
los cielos son azules,

y todos los sueños
que te animas a soñar,
se hacen realidad.

Algún día desearé una estrella
y despertaré,
donde las nubes están
Detrás mío...
Donde las risas caen
como gotas de limón
por encima de las chimeneas,
allí es dónde me hallarás ...


En algún lugar, sobre el arco iris,
los cielos son azules,
y todos los sueños
que te animas a soñar

Se hacen realidad.

Si los pajaritos felices vuelan,

más allá del arco iris
¿Por qué, oh, no puedo hacer lo yo?






domingo, 17 de agosto de 2008


Dice un Proverbio hindú:


"Cuando hables, procura que tus palabras sean
mejores que el silencio".




A veces una palabra puede ser lo que estés necesitando, sin embargo otras veces puede hundirte, lastimarte, y herirte más que cualquier arma o daño físico.




Una confesión: es mi punto débil. Una palabra puede ser mi derrota, mi condena, y hasta el peor de los castigos... Ahhh!! pero sí, yo también puedo ser cruel con mis palabras y lastimar,lo sé, pero también me lastimo porque me remuerde la conciencia, me intranquiliza, me atormenta y me persigue.


Hoy, por ej.me quedé muy mal con lo que me dijiste, con lo que te dije , con lo que ibas a decir, y con lo que te iba a decir... me sentí atacada y reaccioné mal, y vos también. Fue una discusión que gané, pero que en el fondo perdí. ¡¡¡ ME DUELEN LAS PALABRAS !!! y pese a todo querido hermano, aunque nos peleemos te sigo queriendo, por supuesto.



¡CUIDADO CON LAS PALABRAS!

sábado, 16 de agosto de 2008

La REINA del pop - HOMENAJE-


Madonna Louise Veronica Ciccone





(Bay City, Michigan, Estados Unidos; 16 de agosto de 1958), conocida simplemente como Madonna, es una cantante, compositora y productora estadounidense de música pop, dance, disco y electronica principalmente. Ha trabajado de manera más intermitente como actriz, diseñadora de moda y escritora, y últimamente ha debutado como directora de cine.

Denominada como "La Reina del pop", la cantante es un ícono popular internacional de las últimas tres décadas. Es una estrella de rock conocida por reinventar su imagen, por la ambición, innovación y provocación en sus vídeos musicales y espectáculos, y también por sus polémicas personales y por el uso de símbolos políticos, religiosos y sexuales a lo largo de su carrera. Desde sus inicios en 1983, con el lanzamiento de su primer álbum Madonna y hasta su último disco Hard Candy, ha adquirido y mantiene un asombroso éxito y fama mundial, que ha atravesado distintas generaciones.



La trayectoria de Madonna es un ejemplo del triunfador «hecho a sí mismo», típico de la cultura norteamericana, con sus éxitos, fracasos y reapariciones. De un entorno un tanto gris y conservador, Madonna escapó a Nueva York a finales de los años 70 para dedicarse a la música. Ha logrado múltiples reconocimientos, incluidos 7 premios Grammy de un total de 27 nominaciones para estos. Su afán de superación como artista le condujo a papeles protagonistas en películas como Evita, por la cual ganó el Globo de Oro a la mejor actriz. Pero Madonna también ha conocido momentos difíciles: su carrera en el cine ha sido desigual, y ha sufrido duras críticas, descenso comercial y dificultades personales, que ha superado con renovados bríos.


En el 2000, el "Libro Guinness de los Récords" publicó que Madonna es la artista femenina más exitosa de todos los tiempos, estimando que las ventas superan los 338,6 millones de álbumes y sencillos vendidos en todo el mundo.Su actual compañía discográfica, Warner Bros., afirmó ya en 2005 que las ventas mundiales de Madonna exceden los 300 millones de discos, sólo en formato álbum.

Es una mujer de negocios bien conocida por su sagacidad comercial y su visión de futuro. El 16 de octubre de 2007, Madonna y la compañia productora y promotora de conciertos "Live Nation Inc." anunciaron un acuerdo que suponía el final para la larga colaboración entre ella y Warner Bros.. La nueva empresa promotora de conciertos participará en los discos, giras, mercancía, películas y otros proyectos musicales de la cantante. Bajo los términos del acuerdo propuesto, Madonna, de 49 años, recibirá un cheque de unos 18 millones de dólares al momento de la firma, y un adelanto de unos 17 millones por cada uno de los tres discos compactos que grabe. Una porción de la compensación sería en acciones. Este acuerdo representa para Madonna unos 120 millones de dólares por los próximos 10 años.


Reina a los 50,MADONNA renace como el Ave Fénix de las cenizas...
“Soy como una cucaracha, nadie se libra de mí”, declaró cierta vez.

Bittersweet- Agridulce

Poema de Rumi poeta persa del S. XIII, tomado por el Guru Deepak Chopra con quién contribuye la Reina del Pop Madonna con esta narración.



En mi alucinación
vi el jardín de flores de mi amado
en mi vértigo, en mi mareo,
en mi embriagada bruma
dando vueltas y bailando como una rueda.

Me vi a mí misma como la fuente de la existencia.
Estaba allí en el comienzo
y yo era el espíritu del amor.
Ahora estoy sobria.
Sólo hay resaca
y la memoria del amor
y sólo la pena.

Ansío la felicidad
pido ayuda
quiero compasión.
Y mi amor dice:

Mírame y escúchame
porque estoy aquí
sólo para eso.

Soy tu luna y tu luz de luna también.
Soy tu jardín de flores y tu agua también.
He venido todo el camino ansiosa por ti
sin zapatos ni sudario.

Quiero hacerte reír
matar todas tus preocupaciones
amarte
cuidarte.

Oh, dulce amargura
te aliviaré y sanaré
te traeré rosas
Yo también he estado cubierta de espinas.

jueves, 14 de agosto de 2008

Adiós

HAY VECES EN LA VIDA QUE UNO DEBE CORTAR POR LO SANO...aunque duela.
ESTE ES UNO DE ESOS MOMENTOS... HAY QUE APRENDER A DECIR: NO, ES SUFICIENTE, BASTA!!!
JUGUÉ CON FUEGO Y ME QUEMÉ, como dice kurt Cobain " Prefiero quemarme que apagarame lentamente"... al menos fue algo.
ASI QUE SERÁ UN ADIÓS, NO ME VOY A QUEDAR QUERIENDO SÓLA, el amor unilateral como dice una amiga no es bueno, no hace bien.
SABRÁ DIOS
... que viene de aquí en más.


Tu corazón no está abierto, entonces debo irme.
Se ha roto el hechizo? Te amaba tanto.
La libertad llega
Cuando aprendes a aceptar las cosas como son.
La creación llega cuando aprendes a decir no.

Tú fuiste la lección que tuve que aprender.
Yo fui el fuerte que tuviste que quemar.
El dolor es una advertencia de que algo anda mal.
Ruego a Dios que no sea por mucho tiempo.

No queda nada por intentar.
No queda lugar donde esconderse.
No hay poder más grande
Que el poder del adiós.

Tu corazón no está abierto, entonces debo irme.
Se ha roto el hechizo? Te amaba tanto.
Tú fuiste la lección que tuve que aprender.
Yo fui tu fuerte.
No queda nada por perder.
No queda corazón por lastimar.
No hay poder más grande
Que el poder del adiós.

Aprender a decir adiós.
Deseo decir adiós.
No queda nada por intentar.
No queda lugar donde esconderse.
No hay poder más grande
Que el poder del adiós.

No queda nada por perder.
No queda corazón por lastimar.
No hay poder más grande
Que el poder del adiós.




PORQUE CREO TODAVÍA EN EL AMOR, PORQUE CONFÍO EN MIS SUEÑOS, PORQUE A VECES ES NECESARIO CERRAR UNA PUERTA PARA QUE OTRA SE ABRA .
Y PORQUE SÉ HOY MÁS QUE NUNCA QUÉ QUIERO EN LA VIDA
, Digo:
ADIÓS !!!

lunes, 11 de agosto de 2008

«Amor Fati»



Es una expresión latina que significa literalmente «amor al destino».
Con ella Nietzsche trata de significar una característica del verdadero hombre —el superhombre— a saber: la consciencia de que el mundo en el cual vivimos es el único que tenemos, en contraposición a cualquier tipo de explicación religiosa o idealista. Así pues, el hombre debe afirmarse en su vida —en el dolor y la alegría— a cada instante como si ésta fuese eterna.



"Nadie me parece más desgraciado que el que

nunca experimentó una desgracia. Piensa que

entre los males que parecen tan terribles, no hay

ninguno que no podamos vencer; ninguno sobre el

cual no hayan triunfado los grandes hombres.

¡Sepamos triunfar también nosotros sobre algo!"

(Séneca)



La vida revela, incluso a los más afortunados, la experiencia del sufrimiento. Hay quienes están más protegidos contra el riesgo de padecer sufrimientos, y las condiciones socioeconómicas son un reaseguro contra gran cantidad de riesgos. Sin embargo, nadie está a salvo del dolor. Quien teme los dolores, teme lo que necesariamente habrá de alcanzarlo, tarde o temprano. Cuando alguien sufre y exclama: "¿Por qué tuvo que pasar esto?", nos muestra su consternación y el sinsentido del mal. Cuando alguien sufre y exclama: "¿Por qué tuvo que pasarme esto a mí?" nos muestra el lugar accidental -y no necesario- que le asignamos al dolor en nuestra vida. Nadie exclama "¿Por qué tuvo que pasarme esto a mí?"cuando gana la lotería. Sentimos que el placer nos corresponde naturalmente.

El sufrimiento, en cambio, limita nuestras expectativas futuras o las suprime dolorosamente. Se vincula con la pretensión de poseer por completo algo que está sujeto al cambio, que es la forma más general de ser de todos los objetos y fenómenos. Reduce nuestra capacidad de obrar y, en situaciones extremas, se impone con tal fuerza que nos oprime el corazón y nos produce una feroz cerrazón en la garganta.

Algunas religiones juzgaron que el dolor es un castigo que infligen los dioses, análogo al castigo que el padre inflige al hijo. En contraste con esta perspectiva, es posible pensar que el sufrimiento no es un desvío en la fluida autopista del placer sino su contracara. En el contexto de la filosofía china, el tandem placer-dolor constituye un juego de opuestos más de los que rigen la armonía de todo lo existente.

Día y noche, femenino y masculino, frío y caliente, placer y dolor. Sufrimos porque hemos gozado. No como castigo por haber gozado. Si hemos de gozar, tendremos que saber que estaremos más expuestos al sufrimiento. Lao-Tzé lo dijo así: "Sólo reconocemos el mal por comparación con el bien". Y Platón en el Fedón: "¡Qué extraña cosa, amigos, parece ser eso que los hombres llaman placer! ¡Cuán admirablemente está relacionado por naturaleza con lo que parece ser su contrario, el dolor! No quieren presentarse los dos juntos en el hombre, pero si alguien posee uno de ellos, casi siempre está obligado a poseer también el otro, como si estuvieran atados por una sola cabeza, a pesar de ser dos".

Frente a esta perspectiva, algunas filosofías -entre ellas la de los estoicos más radicales- razonaron: "Si el placer suele venir de la mano del dolor, extirpémoslo como si se tratara de un cáncer. Si no gozamos, tampoco sufriremos". Filósofos menos drásticos encontraron que esa actitud, lejos de ser prudente, es propia de insensibles.

Hay factores que contribuyen enormemente a agudizar el sufrimiento. Uno de ellos es la sorpresa. Un ser querido que jamás tuvo dolencias cardíacas muere joven de un ataque al corazón; nos echan sorpresivamente del trabajo; un amigo nos traiciona. En estos casos el sufrimiento se agudiza con la consternación, que es el sentimiento que suma la sorpresa al dolor. Un dolor sorpresivo -todos lo sabemos- suele ser mucho más agudo que un dolor anunciado. Cuando cede el asombro, el dolor pierde parte de su ferocidad.

Otro factor que contribuye a agudizar el sufrimiento es el cambio de hábitos. Nos echan del trabajo y además del sueldo extrañamos el almuerzo compartido con los compañeros. Nos separamos de nuestra pareja, y parte del sufrimiento que padecemos obedece a que extrañamos los innúmeros rituales compartidos a lo largo de los años, esos amados ritmos que en su momento nos hicieron optar por lo bueno conocido. El poder de la costumbre revela los límites de la razón: el fumador sabe que el hábito de fumar puede sustraerle la vida misma (su razón ha sido persuadida sobre los peligros del cigarrillo), una vida que él desea fervientemente conservar, pero intenta dejar de fumar y no lo logra. El hábito somete como un déspota sanguinario. No siempre es posible librarse de él mediante razones, es preciso generar las condiciones para que otros hábitos los suplanten. Esa transición -entre un universo de hábitos y otro- suele ser dolorosísima.

Otro factor que contribuye a agudizar el dolor es el horror mismo al sufrimiento. Cuando se le hace mal a alguien, no sólo aparece el dolor o la angustia sino también el horror al dolor. Sufrimos por la pena que nos embarga, y también por autocompasión, por la injusticia de la que sentimos ser objeto. "La parte del alma que pregunta ¿por qué se me hace mal? es la parte de todo ser humano que ha permanecido intacta desde la infancia", escribe Simone Weil. El desarrollo de la medicina y las imágenes publicitarias de la felicidad favorecen este horror al sufrimiento. Como si el dolor -o los problemas en general- no formaran parte de la vida.

Algunos de los males decisivos que nos aquejan son inevitables. No están en nuestro poder. Muere un ser querido, y no pudimos hacer nada para evitarlo. Diversas corrientes de pensamiento -entre ellas el estoicismo y el budismo- confluyen en subrayar la necesidad de aceptar las circunstancias adversas y el dolor. Aceptar el cambio, incluso si es doloroso. Aceptar que el dolor es parte de la vida. Sufro, entonces existo. "De hombres es sentir los males, y flaqueza no sufrirlos", dice un refrán popular.

A esta aceptación del dolor el budismo la llamó desapego y el estoicismo, AMOR FATI ( Amor por los hechos). No es la aceptación pasiva de la resignación sino la aceptación valiente de lo que ocurre. Lo que es inevitable no debe lamentarse en exceso. Algo que ya ha sucedido no puede cambiarse, de modo que es inútil perder tiempo pensando que podría haber sido de otro modo. Los males inevitables hay que soportarlos y reservar nuestra energía para ahorrar los males evitables.


Aristóteles y los estoicos dividen los problemas en dos: los que están en nuestro poder, y los que no están en nuestro poder. Respecto a estos últimos, de lo que se trata es de entrenarnos para sufrir lo menos posible. Aceptación valiente del dolor, de los problemas, de las angustias y de los pavores como una parte necesaria de la vida, como el revés de la alegría, el gozo y la tranquilidad.

Aunque gran cantidad de cosas no dependen de nosotros, hay algo que sí está en nuestro poder. Y es el modo de reaccionar frente a lo que nos sucede, incluso cuando debemos optar entre dos alternativas que no hemos elegido. Epicteto formuló así esta idea:
"No busques que los acontecimientos sucedan como tú quieres, sino desea que, sucedan como sucedan, tú salgas bien parado".
El jugador no elige las cartas que le tocan en suerte, pero debe jugar de la mejor manera que le resulte posible.

Si una mano no resulta favorable, la siguiente podrá revertir el juego. Esta diferencia entre lo que nos pasa y el modo en que reaccionamos frente a lo que nos pasa implica que no sufrimos tanto por lo que nos sucede como por el modo en que valoramos lo que nos sucede. Lo que ocurre a una persona en su vida es menos importante que la manera de sentirlo. Una mujer puede enterarse de que es infértil y adoptar un niño sin hacerse mayor problema. Ante la misma noticia, otra mujer puede creer que su vida ya no tiene sentido, puesto que a su modo de ver una mujer no puede sentirse "adulta", "completa" ni valorada socialmente cuando no da a luz un hijo gestado en su propio vientre. Comparemos la impresión que nos producen los mismos acontecimientos en etapas distintas de nuestra vida. Podemos sufrir más por quedarnos sin nuestro segundo trabajo, aún sabiendo que contamos con dinero suficiente como para sobrevivir, que lo que sufrimos años atrás cuando nos echaron de nuestro único trabajo y contábamos con un sólo sueldo. No nos alegramos ni nos entristecemos por lo que son las cosas en sí mismas, sino por lo que representan para nosotros a través de las apreciaciones que hacemos de ellas. No nos sentimos bien o mal si no es por comparación. De ahí que alguien pueda suicidarse porque perdió diez millones de dólares y se quedó "sólo" con doscientos mil, una cifra con la que muchos se sentirían millonarios.

La filosofía nos enseña que nuestro dolor no es sólo personal, que hay razones que no son individuales y que estructuran nuestro dolor. Esto nos permite participar y comprender en alguna medida los infortunios que padecen los demás, aprender de su experiencia y ofrecer nuestra propia experiencia a los otros. "Estando tú mismo lleno de llagas, eres médico de otros", escribe Eurípides. La idea de que sufrir también es tener la oportunidad de comprender el infortunio de los otros repugna a nuestro individualismo, y en particular a los filósofos del egoísmo, que enseñan a encontrar la mejor manera de salvarse solo. Sin embargo, no es extraña al budista, que no se siente separado de las demás personas ni de los que vienen en pos de él.

El bienestar incluye necesariamente el dolor y la existencia de problemas, y el sabio será feliz aún si le faltan los bienes externos. ¿Cómo aceptar el dolor? Del mismo modo que se habla, se camina, se construye una casa o se maneja una computadora: aprendiendo. La virtud no es un don de la naturaleza: se aprende, se entrena y se enseña.

Quienes no están habituados a enfrentar problemas o a sentir dolores, a menudo ceden ante el más ligero contratiempo. Las primeras grandes desgracias (aún cuando irrumpan en una edad muy avanzada) con frecuencia son las peores, de allí que tantos adolescentes se suiciden por faltarles familiaridad con el dolor. Quienes se han habituado a las adversidades suelen soportarlas con mayor firmeza y valentía. Con los años solemos adquirir cierta capacidad para defendernos de la angustia, lo que no significa que seamos insensibles a ella ni que necesariamente la padezcamos con menor intensidad.

Acabamos de perder a un ser querido, sentimos que todo se derrumba y que jamás volveremos a ser dichosos. Cuando el dolor nos oprime el pecho, lo mejor que podemos hacer es gritar y llorar todo lo que sea necesario. Al cabo de tres meses, de siete meses o de un año, descubrimos que la alegría vuelve a ser posible. Hemos sido valientes porque no nos hemos paralizado frente a la desesperación, hemos sobrevivido con firmeza de alma, paciencia y perseverancia.


viernes, 8 de agosto de 2008

"Quiero saber qué traigo escrito adentro,
la palabra en la sangre, la condena
taladrada en el hueso,
la implacable
mordedura prendida en la neurona"
Matilde Alba Swann (Descifrarme)



"Quien desee conquistar al mundo, debe dominarse primero a sí mismo"

Se debe primero conquistar las propias debilidades, tener un preciso conocimiento de aquello que nos limita o condiciona, aquello que pone trabas, se debe poner en claro cuáles son las metas, cuáles son los sueños, qué buscamos, qué es lo que necesitamos. Por ello
, A veces es necesario internarse en las profundidades de nuestro propio ser, para encontrar allí las respuestas, alejarse de todo tipo de distracciones y de los ecos de las voces que resuenan en nuestra cabeza.
Sólo así podremos escucharnos a nosotros mismos y hallar la claridad necesaria para actuar.



Buscarse

Buscar dentro de sí
buscarse a gritos
decapitar
las huellas del insomnio.

Cadenas que se arrastran
sin culpa
sin genética
sin fatigado roce
que apresure al reloj
para saberse tarde.

Algo tallado en el origen
del balancín que cuelga
entre las cejas
mientras ríe en su idioma
la inanimada furia
del cadalso.

Buscarse a tumbos
escalar por las sombras
detenerse
buscar descanso
a orillas
de los dedos rendidos.

Y allí siempre al acecho
el colmillo que irrumpe
a devorar los ojos





"se trata de abrir algo
entre la palabra y el silencio"
-Roberto Juarroz-




Espacio

Ese espacio que suena

con su carga remota
desde el magma fecundo

pulso del intelecto
de estático vigía
entre la tierra-nudo-aire.

Muñones en los labios
dibujan
con ceniza y calostro
el mudo jeroglífico

a punto de saltar
desde la piedra.

No hay médula que encaje
hasta roer el centro
que se funde

al volcarse en partículas
de memoria sin-fin.

Puede que el verde llueva
en nuestros sueños...

Tácitas las señales
construirán refugios sin paredes
por saber del grito

que brota

desde el vientre del agua.



Muchas Gracias Roxy, Enredada querida... por tenerme presente, por tenerme en cuenta, en fin... GRACIAS amiga bloggera.

viernes, 1 de agosto de 2008

Otro Cielo




No existe esponja para lavar el cielo
pero aunque pudieras enjabonarlo
y luego echarle baldes y baldes de mar
y colgarlo al sol para que se seque
siempre faltaría el pájaro en silencio

no existen métodos para tocar el cielo
pero aunque te estiraras como una palma
y lograras rozarlo en tus delirios
y supieras al fin como es al tacto
siempre te faltaría la nube de algodón

no existe un puente para cruzar el cielo
pero aunque consiguieras llegar a la otra orilla
a fuerza de memoria y pronósticos
y comprobaras que no es tan dificil
siempre te faltaría el pino del crepusculo

eso es por que se trata de un cielo que no es tuyo
aunque sea impetuoso y desgarrado
en cambio cuando llegue el que te pertenece
no lo querrás lavar ni tocar ni cruzar
pero estarán el pájaro y la nube y el pino.




////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
Tal vez es cierto... como dice Mario, se trata de un cielo que no es Mío, no me pertenece. Sólo que cuesta entenderlo, porque uno no elige a quién amar, el amor es quién elige. y Tal vez... esto no sea Amor, sino una gran obsesión, no lo sé. Ojalá de todas formas encuentre mi CIELO, si este acaso no lo es.
Related Posts with Thumbnails

Sumergida en la naturaleza...