" Nunca es demasiado tarde, o temprano para ser quien quieras ser. No hay límite de tiempo, empieza cuando quieras. Puedes cambiar o quedarte igual. Esto no tiene reglas.Sacarle lo mejor a tu peor momento. Ojalá le saques lo mejor. Ojalá puedas ver cosas que te detengan. Ojalá puedas sentir cosas que jamás sentiste. Ojalá conozcas personas con puntos de vista diferentes. Ojalá vivas una vida de la que te enorgullezcas. Y si no es así… Ojalá tengas la fuerza de empezar de cero."





lunes, 29 de septiembre de 2008


Cuántas veces nosotros pensamos en desistir,
dejar de lado, nuestro ideal y sueños.
Cuántas veces salimos en retirada,
con el corazón amargado por la injusticia.
Cuántas veces sentimos el peso de la responsabilidad,
sin tener con quien compartirla.
Cuántas veces sentimos soledad,
aún rodeados de personas.
Cuántas veces hablamos, sin que seamos notados.
Cuántas veces luchamos por una causa perdida.
Cuántas veces volvemos hacia casa
con la sensación de derrota.
Cuántas veces aquella lágrima, instiste en caerse,
justamente en la hora que necesitamos parecer fuertes.
Cuántas veces pedimos a Dios algo de fuerza,
algo de luz.
Y la respuesta viene, sea como sea,
una sonrisa,
una mirada cómplice,
un gesto de amor.
Y la gente insiste,
Insiste en proseguir,
en creer, en transformar,
en compartir, en estar, en ser.

Y Dios insiste Bendecirnos.
En mostrarnos el camino:
Aquel más difícil,
más complicado, más bonito.
Y la gente insiste en seguir,
por qué tiene una misión:

¡Ser Felíz!


sábado, 27 de septiembre de 2008

PAUL NEWMAN - Homenaje-

Se apagó la mirada deslumbrante de Paul Newman



La mirada rasgada y azul de Paul Newman se apagó para siempre el viernes, a los 83 años, dejando una prolífica carrera en la gran pantalla, donde se probó como director, productor y ganó fama mundial como actor de clásicos del cine estadounidense.

"La obra de Paul Newman fue la actuación. Su pasión fue para las carreras de automóviles. Su amor fue para su familia y amigos. Y su corazón y alma fueron dedicadas a ayudar a hacer del mundo un mejor lugar para todos", dijo el vicepresidente de la fundación Newman's Own, Robert Forrester, al anunciar el deceso este sábado desde Westport, Connecticut. El actor sufría de cáncer.





Con diez nominaciones a los premios Oscar de la Academia y tres estatuillas en su mano, Newman fue uno de los actores más populares y rentables entre las estrellas de Hollywood de los últimos cincuenta años del siglo XX.

Dos de sus más populares películas fueron "Dos hombres y un destino" (Butch Cassidy and the Sundance Kid, 1969) y "El Golpe" (The Sting, 1973), ambas junto a otro gran rompecorazones de la época, Robert Redford.

Newman se hizo tan conocido como actor como filántropo, entusiasta corredor de autos, activista político de izquierda y magnate de una empresa de alimentos saludables por la cual alguna vez aseguró que su aderezo para ensaladas le hizo hacer más dinero que sus películas.

Pisando los 70 o más años de edad, siguió siendo blanco de la prensa rosa iluminada por el atractivo físico del actor, una fama solo comparable con la que gozan hoy en día sus colegas George Clooney o Brad Pitt.

En 1990 la revista People lo eligió como uno de los 50 hombres más bellos del mundo, y en 1995 la publicación Empire Magazine determinó que Newman era una de las 100 estrellas más sexys en la historia del cine.

El rostro de "El Zurdo" y "El Buscavidas" nació en Cleveland (Ohio) el 26 de enero de 1925 en el seno de una familia conformada por un padre de origen judío-alemán y madre católica con raíces húngaras.

En 1942 ingresó en el Kenyon College universitario y un año más tarde se alistó en la Marina, cumpliendo entre 1943 y 1945 el servicio militar en las bases de Okinawa y Guam.

Una vez concluida la Segunda Guerra Mundial, Newman finalizó sus estudios en Ciencias Económicas y a finales de los '40 estudió un año en la escuela de arte dramático de la Universidad de Yale.

Debutó en los escenarios en 1949 y en 1952 ingresó al Actor's Studio, lo que le dio el primer empujón un año después a las tablas de Broadway donde se estrenó como actor con la pieza "Picnic" de William Inge.

Vivió épocas de gloria y su nombre quedó impreso en la memoria colectiva con su protagónico en "Butch Cassidy" (Dos hombres y un destino, 1969), al lado de Robert Redford, y "The Sting" (El Golpe, 1973).

El actor que el de 10 mayo hizo una última aparición pública en el evento del automovilismo de Indianápolis -su otra gran pasión-, había dicho el 25 de mayo de 2006 que no actuaría más en una entrevista a la cadena estadounidense ABC donde con mucha franqueza admitió los bemoles de la edad.

"No estoy más disponible para trabajar como un actor y estar al nivel que me gustaría. Uno comienza a perder su memoria, uno comienza a perder su confianza, uno comienza a perder su capacidad de inventar" y por todo ello, "creo que esto es más bien un capítulo cerrado para mí".

El actor de ojos azul profundo que fue todo un sex-symbol del cine hollywoodense, y cuyo último trabajo fue prestar su voz a uno de los automóviles animados de "Cars" en 2006 se dijo entonces "agradecido de otras cosas que han llegado a su vida".

Newman, ganador de dos Oscar honoríficos y uno en 1987 como Mejor Actor por su papel en "El color del dinero" de Martin Scorsese, se casó dos veces.

La primera en 1949 con Jackie Witte, con quien tuvo tres hijos, y en 1958 con la esposa que lo acompañó hasta su muerte Joanne Woodward, unión de la cual nacieron tres hijos más.

El actor de 1,77 m de estatura desempeñó un papel preponderando en el Movimiento por los Derechos Civiles, participó de forma activa en campañas electorales del Partido Demócrata y formó parte de las conferencias por el desarme nuclear.

En 1982 lanzó una línea de productos alimenticios que incluyó aderezos y salsas para pastas con su rostro en la etiqueta de "Newman's own", una marca que en 1993 lo hizo acreedor de un tercer Oscar pero como premio a su labor humanitarias: el 100% de las ganancias de esta empresa son donadas a obras caritativas, sumando hasta la fecha más de 200 millones de dólares.





En las últimas décadas compartió el rótulo de “galán maduro” con Clint Eastwood y Robert Redford.

Pero en sus decenas de años mozos, Paul Newman fue considerado, (atentos galanes ocasionales de cabotaje), ni más ni menos que “el hombre más sexy del mundo”.

Sí, por él y sus distintas tonalidades de cabelleras suspiraron y algo más millones de mujeres de todo el mundo.

En épocas en las que los escándalos mediáticos eran solo potestad de las verdaderas estrellas.

Su pelo peinado a la gomina y sus ojos celestes hicieron roncha en miles de argentinas, en épocas en las que en el país solo se notaba en las páginas de las revistas o algunas películas, ya que su producción en televisión lógicamente llegaba en blanco y negro y los diarios no son lo que ahora.

Pero el estallido de sensualidad que alcanzó a muchas recién lo explotó a partir de una decepción. Fue cuando un director le negó un papel protagónico porque no le veía uñas de guitarrero sexy.

“Esa frustración me llevó a destrabar y maximizar mi sexualidad”, dijo alguna vez al referirse al tema.


“El tiempo ha pasado. Tal vez Newman ya no tenga ese porte de Apolo. Quizás sus ojos ya no enciendan fuegos artificiales en los corazones de muchas mujeres. Pero en las pantallas quedará siempre su cuerpo de mármol ardiente, disimulado bajo unos tejanos desgastados”, se escribió sobre él alguna vez en una necrológica anticipada.






Nobre completo: Paul Leonard Newman

Fecha de Nacimiento: 26 de enero de 1925

Lugar de Nacimiento: Cleveland, Ohio, Estados Unidos


Premios Oscar:

1985 -- Premio Honorífico de la Academia por su Trayectoria Artística

1986 -- Mejor Actor por "El color del dinero"

1994 -- Premio Humanitario Jean Hersholt

Filmografía:

- 1955: "The silver chalice" (El cáliz de plata)

- 1956: "Somebody up there likes me" (Marcado por el odio)

- 1958: "The left-handed gun" (El Zurdo)

- 1958: "Cat on a hot tin roof" (La gata sobre el tejado de zinc)

- 1960 : "Exodus" (Exodo)

- 1961: "The hustler" (El buscavidas)

- 1962: "Sweet bird of youth" (Dulce pájaro de juventud)

- 1963: "Hud"

- 1964: "The outrage"

- 1966: "Lady L"

- 1967: "Cool hand Luke" (La leyenda del indomable)

- 1969: "Butch Cassidy and the sundance kid" (Dos hombres y un destino)

- 1972: "The effect of gamma rays on man in the moon marigolds" (El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas)

- 1972: "The life and times of judge Roy Bean" (El juez de la horca de)

- 1973: "The Mackintosh man" (El hombre de MacKintosh)

- 1973: "The sting" (El golpe)

- 1974: "The towering inferno" (El coloso en llamas)

- 1976: "Buffalo Bill and the Indians" (Buffalo Bill y los indios)

- 1979: "Quintet" (Quinteto)

- 1982: "The verdict" (El veredicto final)

- 1984: "Harry and son" (Harry e hijo)

- 1986: "The color of money" (El color del dinero)

- 1990: "Mr and Mrs Bridge" (Esperando a Mr. Bridge)

- 1994: "The Hudsucker proxy" (El gran salto)

- 1998: "Twilight" (Al caer el sol)

- 1998: "Message in a bottle" (Mensaje en una botella)

- 2001: "Road to perdition" (Camino a la perdición)

- 2006: "Cars" (Cars - solo la voz)

viernes, 26 de septiembre de 2008

OBSTÁCULOS





De "Cuentos para pensar"



Este texto es en realidad una meditación guiada, diseñada en forma de ensueño dirigido, para explorar las verdaderas razones de algunos de nuestros fracasos.







Voy andando por un sendero.

Dejo que mis pies me lleven.

Mis ojos se posan en los árboles, en los pájaros, en las piedras. En el horizonte se recorte la silueta de una ciudad. Agudizo la mirada para distinguirla bien. Siento que la ciudad me atrae.

Sin saber cómo, me doy cuenta de que en esta ciudad puedo encontrar todo lo que deseo. Todas mis metas, mis objetivos y mis logros. Mis ambiciones y mis sueños están en esta ciudad.Lo que quiero conseguir, lo que necesito, lo que más me gustaría ser, aquello a lo cual aspiro, o que intento, por lo que trabajo, lo que siempre ambicioné, aquello que sería el mayor de mis éxitos.

Me imagino que todo eso está en esa ciudad. Sin dudar, empiezo a caminar hacia ella. A poco de andar, el sendero se hace cuesta arriba. Me canso un poco, pero no me importa.

Sigo. Diviso una sombra negra, más adelante, en el camino. Al acercarme, veo que una enorme zanja me impide mi paso.Temo... dudo.

Me enoja que mi meta no pueda conseguirse fácilmente. De todas maneras decido saltar la zanja. Retrocedo, tomo impulso y salto... Consigo pasarla. Me repongo y sigo caminando.

Unos metros más adelante, aparece otra zanja. Vuelvo a tomar carrera y también la salto. Corro hacia la ciudad: el camino parece despejado. Me sorprende un abismo que detiene mi camino.Me detengo. Imposible saltarlo

Veo que a un costado hay maderas, clavos y herramientas. Me doy cuenta de que está allí para construir un puente. Nunca he sido hábil con mis manos... Pienso en renunciar. Miro la meta que deseo... y resisto.

Empiezo a construir el puente. Pasan horas, o días, o meses. El puente está hecho. Emocionado, lo cruzo. Y al llegar al otro lado... descubro el muro. Un gigantesco muro frío y húmedo rodea la ciudad de mis sueños...

Me siento abatido... Busco la manera de esquivarlo. No hay caso. Debo escalarlo. La ciudad está tan cerca... No dejaré que el muro impida mi paso.

Me propongo trepar. Descanso unos minutos y tomo aire... De pronto veo, a un costado del camino un niño que me mira como si me conociera. Me sonríe con complicidad.

Me recuerda a mí mismo... cuando era niño.

Quizás por eso, me animo a expresar en voz alta mi queja: -¿Por qué tantos obstáculos entre mi objetivo y yo?

El niño se encoge de hombros y me contesta: -¿Por qué me lo preguntas a mí?

Los obstáculos no estaban antes de que tú llegaras... Los obstáculos los trajiste tú.





Es hora de construir puentes...

miércoles, 24 de septiembre de 2008

LA ROSA DE LOS VIENTOS





"El navegante escucha la voz
del cielo nocturno.
Con el sólo instrumento de su vista
y un mapa trazado hace siglos
se guía por la Estrella Polar,
el multicolor destello de las Pléyades
de Sirio la luz más blanca,
la luz más pura.

Tras la urdimbre de las nubes
se tejen los destinos del viajero
el sonido de nocturnos caracoles
mece el trayecto de la nave.

Con la piel curtida de estrellas
la mirada que descifra tempestades
en el color del viento
nos conduce
hacia el más seguro de los puertos".

(Raquel Huerta-Nava)

--------------------------------------

Una rosa de los vientos es un círculo que tiene marcados alrededor los rumbos en que se divide la vuelta del horizonte.

En las cartas náuticas se representa por 32 rombos unidos por un extremo mientras el otro señala el rumbo sobre el círculo del horizonte. Sobre el mismo se sitúa la flor de lis con la que suelen representar el norte que se documenta a partir del siglo XVI.

También puede ser un diagrama que representa la intensidad media del viento en diferentes sectores en los que divide el círculo del horizonte.




Divisiones

Las orientaciones fundamentales de la rosa de los vientos son cuatro: Norte, Sur, Este y Oeste, a partir de éstos el horizonte queda dividido en cuatro partes de 90º cada una. La línea que une norte y sur se llama meridiana o línea norte-sur, mientras que la que une los otros puntos se llama línea este-oeste. De las bisectrices de cada uno de los ángulos rectos formados por las líneas meridiana y este-oeste resultan ocho nuevas orientaciones o rumbos llamados laterales que son: noreste, sureste, suroeste y noroeste. Si volvemos a dividir los rumbos laterales y los principales tendremos ocho nuevos rumbos llamados colaterales que son: nor-noreste, este-noreste, este-sureste, sur-sureste, sur-suroeste, oeste-suroeste, oeste-noroeste y norte-noroeste. En general la rosa de los vientos es representada con las anteriores orientaciones, sin embargo nuevos rumbos pueden señalarse con el mismo procedimiento, pero por lo general se emplean a partir de las divisiones señaladas los ángulos, partiendo del Norte (Oº) con dirección positiva siguiendo las manecillas de reloj, es decir hacia el Este.


*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*
Rumbo fijo al corazón,
proa al viento,
horizonte azul,
lámparas de gaviotas.

Rumbo al mar,
Surco al sueño,
corazón soñador,
alma con timón.
*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

jueves, 18 de septiembre de 2008



Procura sentirte bien cuando pienses que eres la última de las criaturas. No creas que está mal: deja que la Madre posea tu cuerpo y tu alma, entrégate a través del baile o del silencio, o de las cosas comunes de la vida, como llevar a tu hijo al colegio, preparar la cena, ver si la casa está ordenada. Todo es adoración, si tienes la mente concentrada en el momento presente.

No intentes convencer a nadie respecto de nada. Cuando no sepas, pregunta o investiga. Pero, a medida que actúes, tienes que ser como el río que fluye, silencioso, entregándose a una energía mayor. Tienes que creer,tienes que ser capaz.


Reprográmate cada minuto del día con pensamientos que te hagan crecer. Cuando estés enfadada, confusa, intenta reírte de tí misma. Ríete alto, ríete mucho de esa mujer que se preocupa, que se angustia porque cree que sus problemas son los más importantes del mundo. Ríete de esa situación patética, porque eres la manifestación de la Madre, y también tienes que creer que Dios es hombre, lleno de reglas. En el fondo, la mayoría de nuestros problemas se reducen a eso: seguir reglas.
Concéntrate.

Si no encuentras nada en que centrar tu interés, concéntrate en la respiración. Por ahí, por tu nariz, entra el río de luz de la Madre. Escucha los latidos de tu corazón, sigue los pensamientos que no eres capaz de controlar, controla las ganas de levantarte inmediatamente y hacer algo “útil”. Quédate sentada algunos minutos todos los días sin hacer nada, aprovecha lo máximo que puedas.

Cuando estés lavando platos, reza. Da las gracias por tener platos que lavar; eso significa que en ellos hubo comida, que alimentó a alguien, que cuidó de una o más personas con cariño; cocinaste, pusiste la mesa. Piensa cuántos millones de personas en este momento no tienen nada que lavar o a nadie a quien prepararle la mesa.

lunes, 15 de septiembre de 2008



El Silencio del Mar


"Que me abrace el mar,
que me acaricie el mar,
que me ponga palomas blancas
en los labios, el mar.
Rodeada de su azul,
de su gris,
por todas partes el mar".

(Marina Romero)


El silencio del mar

brama un juicio infinito

más concentrado que el de un cántaro

más implacable que dos gotas



ya acerque el horizonte o nos entregue

la muerte azul de las medusas

nuestras sospechas no lo dejan



el mar escucha como un sordo

es insensible como un dios

y sobrevive a los sobrevivientes



nunca sabré que espero de él

ni que conjuro deja en mis tobillos

pero cuando estos ojos se hartan de baldosas

y esperan entre el llano y las colinas

o en calles que se cierran en más calles

entonces sí me siento náufrago y sólo el mar puede

salvarme.




viernes, 12 de septiembre de 2008

Eclesiastés: SALOMÓN


Como el agua gasta lentamente la piedra, así el tiempo va gastando nuestra vida en la tierra. El poeta almeriense Francisco de Villaespesa dedicó al tiempo estos versos melancólicos:



Pasa a nuestro lado el tiempo
Y nosotros nos quedamos.
¡Y es el tiempo el que se queda,
Nosotros los que pasamos!



El general florentino Giovanni Papini escribió que entre el nacer y el morir sólo hay un penacho de humo al que llamamos tiempo. Salomón, en su libro ECLESIASTÉS, es más positivo. Poeta y filósofo, nos dice que en ese penacho de humo del autor italiano hay tiempo para todo. He aquí lo que escribió hace unos tres mil años:


Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.
Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;
Tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;
Tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar;
Tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar;
Tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar;
Tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar;
Tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.
(Eclesiastés 3:1-8).




El Eclesiastés (hebreo, קֹהֶלֶת, Kohélet, "congregador"), también conocido como "Libro del Predicador", es un libro del Antiguo Testamento de la Biblia y del Tanaj, perteneciente al grupo de los denominados Libros Sapienciales o Didácticos, o Ketuvim. En el ordenamiento de la Biblia, Eclesiastés sigue a los Proverbios y precede al Cantar de los Cantares, mientras que en el Tanaj se encuentra entre estos dos mismos libros, pero en orden inverso: le antecede el Cantar de los Cantares, y le sucede el de Proverbios.
No debe confundirse con el
Eclesiástico, también un libro sapiencial del Antiguo testamento, de nombre similar.


A lo largo de tres mil años, este libro ha inspirado multitud de exégesis, comentarios y análisis en todos los idiomas. El Eclesiastés ha sido considerado por algunos autores como un libro pesimista. Pero no lo es, en absoluto.

No vale tomar algunas frases aisladas. Es preciso enjuiciarlo en su conjunto. El autor es sencillamente un hombre realista que juzga la vida tal como la conoció en su época.

El gran pensador español Miguel de Unamuno afirmó en EL SENTIMIENTO TRÁGICO DE LA VIDA, que el libro del Eclesiastés constituía la obra literaria más difícil que se hubiera escrito a través de toda la historia de la humanidad.

En los versículos anteriores Salomón presenta una extensa lista de actividades que envuelven la vida del ser humano. La relación no agota todas las acciones del hombre; se limita a explicar gráficamente la variedad de cosas en que se ocupa para mostrar que cada una de ellas tiene su secreto, su cuándo y su cómo.

NACER Y MORIR
“Tiempo de nacer y tiempo de morir” (vs. 2). El amplio catálogo de contrastes comienza con los dos acontecimientos más importantes de la vida humana. Nacer y morir. Contempla la vida del individuo desde la cuna a la tumba.

Nacer está a nuestro alcance. Existen muchas parejas que programan la concepción y el nacimiento del hijo o de la hija para fechas determinadas.

Pero morir escapa a nuestro control. Así lo dice el autor en otro texto del mismo libro:
“No hay hombre que tenga potestad sobre el espíritu para retener el espíritu, ni potestad sobre el día de la muerte; y no valen armas en tal guerra, ni la impiedad librará al que la posee” (Eclesiastés 8:8).

¿Cuántos años pasarán por tu vida entre el nacimiento y la muerte?

¿Y qué hacer con esos años?

Eres temporal, no eterno.

El poeta Rabindranath Tagore hace esta observación:
“El tiempo es infinito en tus manos. Pasan días y noches. Se abren los años y luego se marchitan como flores”.

El filósofo español José Ortega y Gasset puntualiza:
“Al nacer, la vida se nos es dada vacía. Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de llenarla por sí mismo”.

Cuando David llegó al campamento judío donde estos peleaban contra los filisteos, se encontró con el espectáculo del gigante. El gigante medía tres metros. La coraza de bronce con la que se protegía pesaba 66 kilos. La punta de la lanza pesaba seis kilos. David era un adolescente sin ninguna experiencia de guerra. La Biblia dice que David “ciñó su espada sobre sus vestidos y probó a andar”. Esa es la parte tuya: Probar a andar en los caminos de la vida. Dios hará el resto.

Si gastas tus años pensando en las dificultades y en los peligros, jamás harás nada que merezca la pena.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Homenaje " Luciano Pavarotti"



"Se cumplió este 6 de setiembre el primer año del fallecimiento del gran Luciano. El mundo de la Lírica siente el enorme vacío que dejó. Su recorrido artístico fue la estrella guía que marcó el sendero a tantas generaciones de cantantes.

Su imagen, el estandarte y la significación del arte y del bello canto.
Sin dudas, Pavarotti fue un cisma aglutinador de estilos, modos y géneros. Fue el punto entre el antes y el después.

Y consiguió hacer gustar y disfrutar el género lírico, integrando a los estratos sociales más disímiles. Todos reímos, todos gozamos y todos lloramos con sus interpretaciones. Pero, fundamentalmente, en él, todos estuvimos unidos por eso que se llama Sentimiento. Gracias, Luciano, por tanto...







"Nessun dorma"


Es un aria del acto final de la ópera Turandot de Giacomo Puccini, cuyo título se traduce del italiano como "Nadie duerma". Sigue a la proclamación de la princesa Turandot de que nadie debe dormir hasta hallar el nombre del príncipe desconocido, Calàf, quien ha lanzado el desafío de que si su nombre no es descubierto, la fría Princesa Turandot se casará con él. Calàf canta, indicando su certeza de que sus esfuerzos por descubrir su nombre serán en vano.

Era la canción por excelencia del tenor italiano Luciano Pavarotti, que la cantó en su última actuación: al final de la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Turín 2006, donde recibió la mayor y más larga ovación de la noche.

El aria llegó a la cultura popular después de que la BBC la usara para su cobertura de la Copa Mundial de Fútbol de 1990 en Italia. A consecuencia de ello, alcanzó el número 2 de la lista de singles en el Reino Unido, el mejor puesto que haya nunca conseguido una grabación clásica.



Il principe ignoto
Nessun dorma! Nessun dorma!
Tu pure, o Principessa,
Nella tua fredda stanza
Guardi le stelle
Che tremano d'amore e di speranza.
Ma il mio mistero è chiuso in me,
Il nome mio nessun saprà!, no, no
Sulla tua bocca lo dirò!...
(Puccini: Quando la luce splenderà!)
Quando la luce splenderà,
(Puccini:No,no,Sulla tua bocca lo dirò)
Ed il mio bacio scioglierà il silenzio
Che ti fa mia!...
Voci di donne
Il nome suo nessun saprà...
E noi dovremo, ahimè, morir, morir!...
Il principe ignoto
Dilegua, o notte!... Tramontate, stelle! Tramontate, stelle!...
All'alba vincerò!
vincerò! vincerò!




El príncipe desconocido
¡Que nadie duerma! ¡Que nadie duerma!
¡También tú, oh Princesa,
en tu fría habitacion
miras las estrellas
que tiemblan de amor y de esperanza...!
¡Pero mi misterio está encerrado en mí,
¡Mi nombre nadie lo sabrá!. No, no
Sobre tu boca lo diré
(Puccini: Sólo cuando la luz brille)
Sólo cuando la luz brille
(Puccini: ¡solo sobre tu boca lo dire!)
¡Y mi beso fulminará el silencio
que te hace mía.!
Voces de mujeres
Su nombre nadie sabrá...
¡Y nosotras, ay, deberemos, morir, morir!
El príncipe desconocido
¡Disípate, oh noche! ¡Tramontad, estrellas! ¡Tramontad, estrellas!
¡Al alba venceré!
¡venceré! ¡venceré!


tres tenores: PLÁCIDO DOMINGO, LUCIANO PAVAROTTI, JOSÉ CARRERAS.-

viernes, 5 de septiembre de 2008

LA VIDA -Charles Chaplin-


"Ya perdoné errores casi imperdonables, traté de sustituir personas insustituibles y olvidar personas inolvidables.
Ya hice cosas por impulso, ya me decepcioné con personas cuando nunca pensé decepcionarme, mas también decepcioné a alguien.
Ya abracé para proteger, ya me reí cuando no podía, ya hice amigos eternos, ya amé y fui amado, pero también fui rechazado. Ya fui amado y no supe amar.
Ya grité y salté de tanta felicidad, ya viví de amor e hice juramentos eternos, pero también “rompí la cara” muchas veces.
Ya lloré escuchando música y viendo fotos, ya llamé solo para escuchar una voz, ya me enamoré por una sonrisa, ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia, y tuve miedo de perder a alguien especial (y terminé perdiéndolo) ¡pero sobreviví! ¡Y todavía vivo!
No paso por la vida… y tú tampoco deberías pasar… ¡Vive!
Bueno es ir a la lucha con determinación, abrazar la vida y vivir con pasión, perder con clase y vencer con osadía, porque el mundo pertenece a quien se atreve y la vida es mucho para ser insignificante."

Related Posts with Thumbnails

Sumergida en la naturaleza...