" Nunca es demasiado tarde, o temprano para ser quien quieras ser. No hay límite de tiempo, empieza cuando quieras. Puedes cambiar o quedarte igual. Esto no tiene reglas.Sacarle lo mejor a tu peor momento. Ojalá le saques lo mejor. Ojalá puedas ver cosas que te detengan. Ojalá puedas sentir cosas que jamás sentiste. Ojalá conozcas personas con puntos de vista diferentes. Ojalá vivas una vida de la que te enorgullezcas. Y si no es así… Ojalá tengas la fuerza de empezar de cero."





martes, 3 de febrero de 2009

la historia del Bahiano



Otra triste historia
como tantas que he escuchado
de un amor imposible
de un romance mal logrado.
Dicen que allá era otro día más
en la playa de Ipanema
se encontraba un doctor de puesto superior
con su hija Lorena.
Sentada en un bar esperando al papá
Lorena escuchaba un piano
el pianista sonrió y Lorena cayó
por aquel trigueñisimo Bahiano.
Poeta soñador, sin rumbo, sin cruzados
pero ella no se iría de su lado.
Aquel Bahiano de tierra y sol
le enseño lo que es el amor
aquel Bahiano fue más que el cielo,
fue más que un Dios.
La fuerza que los apoderó fue la que luego los traicionó
ahí todavía se oye en el aire
a la Lorena llorar de amor
por aquel Bahiano.
Por supuesto el padre puso el grito en el cielo
hija que dirán tu madre y los demás
ese miserable, no es de tu categoría
y no pega en nuestra rica sociedad.
Olvídate del Bahiano que yo jamás lo permitiré
y voy a llevarte lejos para que no lo vuelvas a ver.
Con su alma en pena
y sin consuelo estaba Lorena
cuando a la cima del Corcovado fue que llegó
no puedo vivir sin el amor de mi Bahiano
y así mismo abrió sus alas y voló.
Aquel Bahiano de tierra y sol
le enseñó lo que es el amor
aquel Bahiano fue más que el cielo,
fue más que un Dios
La fuerza que los apoderó fue la que luego los traicionó
ahí todavía se oye en el aire
a la Lorena llorar de amor
por aquel Bahiano.

Aquel Bahiano de tierra y sol
le enseñó lo que es el amor
aquel Bahiano fue más que el cielo,
fue más que un Dios
La fuerza que los apoderó fue la que luego los traicionó
ahí todavía se oye en el aire
a la Lorena llorar de amor
por aquel Bahiano...

1 comentario:

elvira carvalho dijo...

Um belíssimo poema que me soube bem ler hoje, num dia em que estou bem triste.
Um abraço

Related Posts with Thumbnails

Sumergida en la naturaleza...