" Nunca es demasiado tarde, o temprano para ser quien quieras ser. No hay límite de tiempo, empieza cuando quieras. Puedes cambiar o quedarte igual. Esto no tiene reglas.Sacarle lo mejor a tu peor momento. Ojalá le saques lo mejor. Ojalá puedas ver cosas que te detengan. Ojalá puedas sentir cosas que jamás sentiste. Ojalá conozcas personas con puntos de vista diferentes. Ojalá vivas una vida de la que te enorgullezcas. Y si no es así… Ojalá tengas la fuerza de empezar de cero."





miércoles, 29 de julio de 2009

SONATA CLARO DE LUNA




Con base a una historia narrada por el músico Enrique Baldovino:

¿Quién de nosotros no ha tenido un momento de extremo dolor? ¿Quién nunca ha sentido, en algún momento de la vida, ganas de desistir?

¿Quién, incluso, no se ha sentido solo, extremadamente solo, y ha tenido la sensación de haber perdido la dirección de la esperanza?

Ni las personas famosas, ricas, importantes, están libres de tener sus momentos de soledad y de profunda amargura...

Fue lo que le ocurrió a uno de los más reconocidos compositores de todos los tiempos, llamado Ludwig Van Beethoven, que nació en 1770, en Bonn, Alemania, y murió en 1827, en Viena, Austria.

Beethoven vivía uno de esos días tristes, sin brillo y sin luz. Estaba muy abatido por el fallecimiento de un príncipe de Alemania, que era como un padre para él. El joven compositor sufría de una gran carencia afectiva. Su padre era alcohólico y lo agredía físicamente. Falleció en la calle, por esa causa...

Su madre murió muy joven. Su hermano biológico nunca lo ayudó en nada, y, súmese a todo esto, el agravamiento de su enfermedad. Síntomas de sordera comenzaban a perturbarlo al punto de dejarlo nervioso e irritado...

Beethoven solamente podía oír usando una especie de trombón acústico en el oído. Él llevaba siempre consigo un papel o un cuaderno, para que las personas escribiesen sus ideas y así poderse comunicar, pero no todas tenían paciencia para eso, ni para leer sus labios...

Notando que nadie entendía, ni lo ayudaba, Beethoven se retrajo y se aisló. Por eso ganó la fama de misántropo. Fue por todas estas razones, que el compositor cayó en una profunda depresión. Llegó a escribir un testamento, diciendo que se iba a suicidar...

Pero como ningún hijo de Dios está olvidado, llegó la ayuda espiritual, a través de una muchacha ciega, que vivía en la misma modesta pensión, donde Beethoven se había mudado, y que le dijo casi gritando:

Yo daría todo por poder ver una noche de luna...

Al oírla, Beethoven se emocionó hasta las lágrimas. Al fin y al cabo, ¡ él podía ver ! Él podía poner su arte en sus composiciones... Las ganas de vivir se le renovaron y entonces compuso una de las piezas más hermosas de la humanidad: la sonata “Claro de Luna

En su tema, la melodía imita los pasos lentos de algunas personas, posiblemente, los suyos o los de otros, llevando el cajón mortuorio del príncipe, su protector...

Mirando al cielo plateado por la luna, y recordando a la muchacha ciega, como al preguntarse el por qué de la muerte de un mecenas tan querido, él se deja sumergir en un momento de profunda meditación trascendental...

Algunos estudiosos de música dicen que las tres notas que se repiten, insistentemente, en el tema principal del 1er. movimiento de la Sonata, son las tres sílabas de la palabra

“Por qué” u otra palabra sinónima, en alemán...



Años después de haber superado el sufrimiento, llegaría la incomparable 9ª. Sinfonía, el Himno a la Alegría, que corona la obra de este compositor, ya totalmente sordo. El Himno a la Alegría expresa su gratitud a la vida y a Dios, por no haberse suicidado...

Todo gracias a aquella muchacha ciega, que le inspiró el deseo de traducir, en notas musicales, una noche de luna... Usando su sensibilidad, Beethoven retrató, a través de la melodía, la belleza de una noche bañada por la claridad de la luna, para alguien que no podía ver con los ojos físicos.


Versión de DEBUSSY



Versión Violín: David Oistrakh, Debussy.

6 comentarios:

Maka dijo...

No conocía esa historia, pero bueno Cintita era de esperarse que me la iba a encontrar aquí, porque contigo siempre aprendo algo nuevo de música o melodías.

Muchos saludos, espero que estes bien!! (De verdad).

Rodrigo C. dijo...

Hola Cintita:
Como sabes mi coneja murió, sé que es una tontería pero de verdad me afectó. Estos días he tratado de animarme, pero no he podido, hasta hoy. Lo que me alegró fue hacer feliz a otra persona...
Esta historia, la entiendo, muchas veces para ser feliz debemos salir de nosotros y alegrarnos con la felicidad de otro.
Solo una cosa ¿como alegrar si solo tienes un sentimiento? ... supongo que el señor Beethoven sabía como hacerlo.
Saludos.
Eso.

Bohemia dijo...

ay esta luna inspiradora...Siempre me he preguntado cual me gusta más??? y es imposible de responder porque ambas me gustan, una me parece más melncólica y la otra más dulce pero, ambas bellas...

bss

M. dijo...

Jo Cintita... llego tarde pero no dejo de sorprenderme contigo. Que preciosa historia real! Beethoven nos transmite tan bien sus estados de ánimo.. atormentado a veces, exultante otras...y nosotros para apreciar su arte con nuestra (tu) sensibilidad. Besos desde un poquito de paz :)

elvira carvalho dijo...

Bom vamos a ver se é desta. É que depois do pc vir da oficina, só por aqui andei umas horitas e foi-se a internet. Ou seja, primeiro tinha internet não tinha pc, e depois vice-versa. Como isto é um casal muito unido um não faz nada sem o outro e daí que eu tenha desaparecido de novo.
Não conhecia a história, mas ela pode servir também para a minha amiga. Um abraço

CintiTa dijo...

Gracias Maka, tú también siempre me deslumbras y sorprendes. hasta muy pronto, te mando un beso grande!!!

Rodrigo
Es muy cierto tu planteo, pero a veces no nos damos cuenta que somos muy importantes para alguien, aunque nosotros así no lo veamos. Cómo dicen por ahí, para alguien eres el mundo. besos y que estés bien !! lo mejor para tí..


Bohemia
La luna es romance, es poesía, es música, no existiría la noche sin luna y sin estrellas. besitos .-


M.
Gracias, es un halago. La verdad es que en este mundo que corre, que te envuelve es difícil conservar la sensibilidad, y perder el sentido. Es muy fácil perderse. Tratod e no hacerlo,en este espacio al menos vuelco mi otro costado, el que casi nadie me conoce. besitos amiga! hasta muy pronto.-

Elvira
Ojalá soluciones tus problemas, al decir verdad no tuve mucho tiempo para visitarlos. prometo pasarme yo también. Y como siempre un carió muy grande, que estés muy bien!!

Related Posts with Thumbnails

Sumergida en la naturaleza...