" Nunca es demasiado tarde, o temprano para ser quien quieras ser. No hay límite de tiempo, empieza cuando quieras. Puedes cambiar o quedarte igual. Esto no tiene reglas.Sacarle lo mejor a tu peor momento. Ojalá le saques lo mejor. Ojalá puedas ver cosas que te detengan. Ojalá puedas sentir cosas que jamás sentiste. Ojalá conozcas personas con puntos de vista diferentes. Ojalá vivas una vida de la que te enorgullezcas. Y si no es así… Ojalá tengas la fuerza de empezar de cero."





viernes, 26 de noviembre de 2010

FELÍZ DÍA AMOR !!!


Contigo aprendí,
que existen nuevas y mejores emociones.
Contigo aprendí,
a conocer un mundo nuevo de ilusiones.

Aprendí,
que la semana tiene más de siete días,
a hacer mayores mis contadas alegrías,
y a ser dichosa, yo contigo lo aprendí.

Contigo aprendí,
a ver la luz del otro lado de la luna.
Contigo aprendí,
que tu presencia no la cambio por ninguna.

Aprendí,
que puede un beso ser más dulce y más profundo,
que puedo irme mañana mismo de este mundo.

Las cosas buenas ya contigo las viví,
y contigo aprendí,
que yo nací el día que te conocí.



Gracias por enseñarme a AMAR
Gracias por hacerme tan FELÍZ 
Gracias por dejarme SER
Gracias por dejarme SOÑAR A TU LADO...


TE AMO.-

martes, 23 de noviembre de 2010




Cuando me necesites,
búscame en el silencio de tu noche
te miraré a través de las estrellas
y desde la luna escucharé tu voz,
iluminaré tu rostro, me reflejaré en tu mirada
y con una suave brisa te acariciaré.

Cuando me necesites,
búscame en el murmullo del viento
escucha sus sonidos, en ellos te hablaré,
te susurraré un te quiero con las hojas,
que rozan tu cuerpo,
y en el suave aroma que despiden,
un té extraño te regalaré.

Cuando me necesites búscame en el correr del río,
entrégame tus miedos,que yo me los llevaré,
te daré a cambio,mi amor tan cristalino,
y te bañaré en caricias al rozar tu piel.

Cuando me necesites,
búscame en las montañas,
te sembraré el camino de capullos de algodón,
para que sigas mis huellas,y encuentres mi vida
para unir nuestros deseos,y que me hables de tu amor.

Cuando me necesites,
sólo tienes que pensarme,
cerrarás tus ojos y a tu lado estaré
me enseñarás tu vida,aprenderé de tus silencios,
y en ellos, como siempre,tu amor encontraré.
Ya no tienes que llamarme,
si estoy aquí a tu lado,
donde quiera que vayas, junto a ti estaré,
no me digas nada, sólo tienes que sentirme...
en un bosque, en la montaña, en el murmullo del
viento y en las caricias que en el río yo dejé sobre tu piel.
Cuando me necesites, aquí estaré...



sábado, 20 de noviembre de 2010

Las 4 leyes espirituales



Sai Baba en la india enseña las "cuatro leyes de la espiritualidad"


La primera dice:

"La persona que llega es la persona correcta".

Es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice:

"Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido".

Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: "si hubiera hecho tal cosa...hubiera sucedido tal otra...". No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice:


"En cualquier momento que comience es el momento correcto".

Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.


Y la cuarta y última:

"Cuando algo termina,termina".

Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.









Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llega a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado!

jueves, 18 de noviembre de 2010

Fábula...

Inspirada en el cuento "Las transformaciones de Píktor", de Hermann Hesse.


Y te cuentan como él se transformó
en árbol porque así lo deseó y se quedó
plantado allí mirando
la tierra en que nacían flores nuevas.

Fue refugio del conejo y colibrí
y el viento le enseñó a qué saben sí
la miel y la resina silvestres y...
la lluvia lo bañó
y mi felicidad -decía para sus adentros-
eso... eso sé que ahora la encontré
eso... porque tengo
todo el tiempo ya para mí.
Ya no necesito más de nadie

Toda la belleza de la vida es para mí
"y un dia pasaron por allí
los ojos de una niña
que le habían robado al cielo
el brillo de dos estrellas".
y se estremecieron sus raíces

Cuánto desconcierto de improviso dentro de él
eso que solamente siente el hombre sin la mujer.
y alargó sus ramas hacia ella.

Sintió que la felicidad no es nunca la mitad
del infinito
luego era al tiempo sol y luna
nube y música
era al tiempo risa y llanto
y entretanto
era un hombre que a la vida despertó.

Era como el canto que llenaba
sus enormes soledades,
esa parte verdadera
que una fábula encantada
esconde en sí
para ser auténtica.



"¡...y alargó sus ramas hacia ella!"




"Piktor vio un pájaro reclinado en el pasto, refulgiendo de tal suerte que parecía poseer todos los colores.


Y Piktor le preguntó:



- ¿Dónde se encuentra la felicidad?



- ¿La felicidad? Se encuentra en todas partes: en la montaña y en el valle, en la flor y en el cristal.



El pájaro sacudió alegre sus plumas, movió el cuello, agitó la cola, guiñó un ojo y se quedó inmóvil sobre el pasto.



Repentinamente se había transformado en una flor, las plumas eran hojas, las patas raíces. Piktor lo contempló maravillado.



Pero casi enseguida, la flor-pájaro movió sus hojas; se había cansado de ser flor y ya no tenía más raíces. Proyectándose lánguidamente hacia arriba, se transformaba en mariposa, meciéndose sin peso, toda luz.



Piktor se maravillaba aún más. El alegre pájaro-flor-mariposa voló en círculos en torno de él, brillando como el sol; se deslizó hacia la tierra y, como un copo de nieve, quedóse allí, junto a los pies de Piktor. Respiró, tembló un poco con sus alas luminosas y, de inmediato, se transformó en cristal, de cuyos cantos irradiaba una luz rojiza. Maravillosamente brilló entre la hierba, como campanas que tocan para una fiesta.



Así brilló la joya.



Entonces Piktor, llevado por un deseo imperioso, tomó la joya entre sus manos y la retuvo. Con fervor miró su luz mágica; traspasaba su corazón una añoranza por todas las venturas.



Fue en ese instante que de la rama de un árbol muerto se deslizó una Serpiente y le susurró al oído: “La joya se transforma en lo que tú quieras. Comunícale rápido tu deseo, antes que sea tarde”.



Piktor temió perder la oportunidad de alcanzar su felicidad. Con premura dijo la secreta palabra. Y se transformó en un árbol. Porque árbol era lo que Piktor siempre había añorado ser. Porque los árboles están llenos de calma, fuerza y dignidad.



Creció hundiendo sus raíces en la tierra y extendiendo su copa hacia el cielo. Hojas y ramas nuevas surgieron de su tronco. Era feliz con ello. Sus raíces sedientas absorbieron el agua de la tierra, mientras las hojas se mecían en el azul del cielo. Insectos vivían en su corteza y a sus pies se cobijaron las liebres y el puerco espín.



El Árbol-Piktor, siempre se quedó igual; no podía transformarse más.



Desde que se dio cuenta de ello, desapareció su felicidad y, poco a poco, comenzó a envejecer, tomando el aspecto cansado, serio y ausente que se puede observar en muchos árboles antiguos.



Una vez, una niña muy joven se perdió en ese Paraíso. Su pelo era rubio y su traje, azul. Cantando y bailando, llegó junto al Árbol-Piktor. Más de un mono inteligente se rió destemplado detrás de ella; más de un arbusto le rozó el cuerpo con sus ramas; más de un árbol le arrojó una flor o una manzana, sin que ella lo notase. Y cuando el Árbol-Piktor vio a la niña, fue presa de una desconocida nostalgia, de un inmenso deseo de felicidad. Sentía como si su propia sangre le gritara: “¡Reflexiona, recuerda hoy toda tu vida, descubre su sentido! Si no lo haces, será ya tarde y nunca más vendrá la felicidad.”



La niña escuchó el ulular de las hojas del Árbol-Piktor, moviéndose en marejadas. Miró a lo alto y sintió como un dolor en el corazón. Pensamientos, deseos y sueños desconocidos se agitaron en su interior. Atraída por estas fuerzas, se sentó a la sombra de las ramas. Creyó intuir que el árbol era solitario y triste, al mismo tiempo que emocionante y noble en su total aislamiento. Embriagadora sonaba la canción de los murmullos en su copa. La niña se reclinó sobre el tronco áspero, sintió como se conmovía y un estremecimiento igual la recorrió. Sobre el cielo de su alma cruzaron nubes. Lentamente cayeron de sus ojos lágrimas pesadas. ¿Qué era esto? ¿Por qué el corazón deseaba hasta casi romper el pecho, tendiendo hacia un más allá, hacia aquél, el bello solitario?



El Árbol-Piktor tembló hasta sus raíces, con vehemencia acumuló todas las fuerzas de su vida, dirigiéndolas hacia la niña en un deseo de unirse a ella para siempre. ¡Ay, que se había dejado engañar por la Serpiente y era ahora sólo un árbol! ¡Qué ciego y necio había sido! ¿Tan extraño para él fue el secreto de la vida? ¡No, porque algo había presentido oscuramente entonces! Y con enorme tristeza recordó a un árbol que era hombre y mujer.



Entonces un pájaro se aproximó volando en círculos, un pájaro rojo y verde. La niña lo vio llegar. Algo cayó de su pico. Luminoso como un rayo, rojo como la sangre o como una brasa, precipitándose en la hierba, iluminándola. La niña se inclinó para recogerlo. Era un carbúnculo, una piedra preciosa.



Apenas tomó la piedra en sus manos, cumplióse el deseo del cual su corazón hallábase colmado. Extasiada, fundióse e hízose una con el árbol, transformándose en una fuerte rama nueva, que creció con rapidez hacia los cielos.



Ahora todo era perfecto y el mundo estaba en orden. Únicamente en este instante se había hallado el Paraíso. Piktor ya no era más un árbol viejo y preocupado. Y Piktor cantó fuerte, en voz alta: “¡Piktoria! ¡Victoria!” Se había transformado, pero alcanzando la verdad en la eterna metamorfosis; porque de un medio se había cambiado en un entero. "



Hermann Hesse



La fábula completa, aquí: http://www.erks.org/piktor.htm

miércoles, 17 de noviembre de 2010

NO PIERDAS...




No pierdas el ROMANTICISMO, aún sabiendo que las rosas no hablan...
No pierdas el OPTIMISMO, aún sabiendo que el futuro que nos espera puede no ser tan alegre...
No pierdas la BONDAD DE VIVIR, aún sabiendo que la vida es, en muchos momentos, dolorosa…
No pierdas la Bondad de TENER GRANDES AMIGOS, aún sabiendo que, con las vueltas del mundo, ellos se van de nuestras vidas , pero dejaran huellas profundas...
No pierdas la bondad de AYUDAR A LAS PERSONAS, aún sabiendo que muchas de ellas son incapaces de ver, reconocer y retribuir, esta ayuda…
No pierdas el EQUILÍBRIO, aún sabiendo que innumerables fuerzas quieren que tu caigas…
No pierdas la BONDAD DE AMAR, aún sabiendo que la persona que uno más ama puede no sentir el mismo sentimiento por ti...
No pierdas la LUZ Y EL BRILLO DE MIRAR, aún sabiendo que muchas cosas que vemos en el mundo oscurecen nuestros ojos…
No pierdas la FUERZA, aún sabiendo que la derrota puede tocarte a ti...
No pierdas la RAZÓN, aún sabiendo que las tentaciones de la vida son innumerables y deliciosas…
No pierdas el SENTIMIENTO DE JUSTICIA, aún sabiendo que el perjudicado puedas ser tú…
No pierdas mi FUERTE ABRAZO, aún sabiendo que un día mis brazos no serán tan fuertes…
No pierdas LA ALEGRÍA DE VER, aún sabiendo que muchas lágrimas brotaron de nuestros ojos y corrieron por nuestra alma…
No pierdas la bondad de DAR ESE ENORME AMOR que existe en tú corazón, aún sabiendo que muchas veces será sometido a ser rechazado…
No pierdas la bondad de SER GRANDE, aún sabiendo que el mundo es pequeño…
Y encima de todo…
No pierdas la capacidad de SONREIR aunque estes triste , porque las sonrisas son el mejor remedio para el alma...
No pierdas la capacidad de decir TE QUIERO a todas aquellas personas que estan a tu lado...
No pierdas la capacidad de entregar TU CORAZÓN , aunque nos lleguen a lastimar...

Que un pequeño grano de alegría y esperanza dentro de cada uno es capaz de mudar y transformar cualquier cosa, pues LA VIDA ES CONSTRUIDA CON SUEÑOS Y CONCRETIZADA CON AMOR

Las cosas más simples...




Pequeñas PIEDRAS pueden construir grandesMONTAÑAS.
Pequeños PASOS pueden cubrir
muchas MILLAS.
Pequeños GESTOS de AMOR y TERNURApueden hacer al MUNDO FELIZ.Un pequeño ABRAZO puede secar muchasLÁGRIMAS.
Una pequeña PALABRA de AMOR puede colmarnos de FELICIDAD.
Una pequeña SONRISA, puede transformar
NUESTRO MUNDO.
Son esas pequeñas COSAS las que
construyen nuestra EXISTENCIA...

lunes, 8 de noviembre de 2010

Viajando por Italia... PARTE 1

Comparto lugares a los que ansío algún día visitar y disfrutar...




 POSITANO



TOSCANA


CAPRI


VENECIA


CAPRI


SICILIA


PORTOFINO




ROMA


miércoles, 3 de noviembre de 2010

A LOVE SO BEAUTIFUL



Y cuando pienso en tí, me enamoro otra vez.
En mi corazón siento, la misma pasión de siempre.
Un amor tan maravilloso, en todos los sentidos,que nos hace volar.
Un amor tan dulce,un amor para tí y para mí.




Related Posts with Thumbnails

Sumergida en la naturaleza...