" Nunca es demasiado tarde, o temprano para ser quien quieras ser. No hay límite de tiempo, empieza cuando quieras. Puedes cambiar o quedarte igual. Esto no tiene reglas.Sacarle lo mejor a tu peor momento. Ojalá le saques lo mejor. Ojalá puedas ver cosas que te detengan. Ojalá puedas sentir cosas que jamás sentiste. Ojalá conozcas personas con puntos de vista diferentes. Ojalá vivas una vida de la que te enorgullezcas. Y si no es así… Ojalá tengas la fuerza de empezar de cero."





lunes, 28 de febrero de 2011

La vuelta al mundo - Calle 13




No Me Regalen Mas Libros
Por Que No Los Leo
Lo Que He Aprendido
Es Por Que Lo Veo
Mientras Más Pasan Los Años
Me Contradigo Cuando Pienso
El Tiempo No Me Mueve
Yo Me Muevo Con El Tiempo
Soy, Las Ganas De Vivir
Las Ganas De Cruzar
Las Ganas De Conocer
Lo Que Hay Después Del Mar

Yo Espero Que Mi Boca
Nunca Se Calle
También Espero Que Las Turbinas De Este Avión Nunca Me Fallen
No Tengo Todo Calculado
Ni Mi Vida Resuelta
Solo Tengo Una Sonrisa
Y Espero Una De Vuelta

Yo Confió En El Destino
Y En La Marejada
Yo No Creo En La Iglesia
Pero Creo En Tu Mirada
Tú Eres El Sol En Mi Cara
Cuando Me Levanta
Yo Soy La Vida Que Ya Tengo
Tu Eres La Vida Que Me Falta
Así Que Agarra Tu Maleta
El Bulto, Los Motetes
El Equipaje, Tu Valija
La Mochila Con Todos Tus Juguetes

Y!, Dame La Mano
Y Vamos A Darle La Vuelta Al Mundo
Darle La Vuelta Al Mundo
Darle La Vuelta Al Mundo

Dame La Mano
Y Vamos A Darle La Vuelta Al Mundo
Darle La Vuelta Al Mundo
Darle La Vuelta Al Mundo

La Renta, El Sueldo
El Trabajo En La Oficina
Lo Cambie Por Las Estrellas
Y Por Huertos De Harina
Me Escape De La Rutina
Para Pilotear Mi Viaje
Por Que El Cubo En El Que Vivía
Se Convirtió En Paisaje
Yo!, Era Un Objeto
Esperando A Ser Ceniza
Un Día Decidí
Hacerle Caso A La Brisa
A Irme Resbalando Detrás De Tu Camisa
No Me Convenció Nadie
Me Convenció Tu Sonrisa

Y Me Fui Tras De Ti
Persiguiendo Mi Instinto
Si Quieres Cambio Verdadero
Pues, Camina Distinto
Voy A Escaparme Hasta La Constelación Más Cercana
La Suerte Es Mi Oxigeno
Tus Ojos Son Mi Ventana
Quiero Correr Por Siete Lagos
En Un Mismo Día
Sentir Encima De Mis Muslos
El Clima De Tus Nalgas Frías
Llegar Al Tope De La Tierra
Abrazarme Con Las Nubes
Sumergirme Bajo El Agua
Y Ver Como Las Burbujas Suben

Y!, Dame La Mano
Y Vamos A Darle La Vuelta Al Mundo
Darle La Vuelta Al Mundo
Darle La Vuelta Al Mundo

Dame La Mano
Y Vamos A Darle La Vuelta Al Mundo
Darle La Vuelta Al Mundo
Darle La Vuelta Al Mundo
__________________

miércoles, 23 de febrero de 2011

yo renaceré...




Yo renaceré
ciervo en primavera
tal vez regresaré
gaviota de escoyera

Sin un pasado que olvidarme
sin nada más que preguntarme
con un camino por delante

Yo renaceré
amigo fiel, amigo mío
y me transformaré en un ser
distinto al que yo he sido

Águila blanca de montaña
que vuela más no sueña
que va de frente que no engaña


Yo renaceré
amigo y tu estarás conmigo
sé que encontraré
toda la fuerza que yo ansío

sin miedo alguno de caerme
seguro al fin de levantarme
seré un eterno caminante

sin miedo alguno de caerme
seguro al fin de levantarme
seré un eterno caminante


yo renaceré
sin mis pasadas frustraciones
y amigo mío intentaré
hacer verdad mis ilusiones

tendré mi rumbo definido
feliz así de haber nacido
mirando al cielo al infinito


yo renaceré
sin mis pasadas frustraciones
y amigo mío intentaré
hacer verdad mis ilusiones

tendré mi rumbo definido
feliz así de haber nacido
mirando al cielo al infinito


yo renaceré, yo renacéré
No, no, no. No, no, no.
Yo renaceré...

viernes, 18 de febrero de 2011

La Teoría del Fueguito





Imaginemos que vos y tu amor están en un bosque, cuidando que no se apague, el fueguito que acaban de encender. Esto es difícil, ya que es un trabajo de equipo. Los dos deberán cuidarlo día y noche, cuidarlo del viento, de la lluvia, o de que algún extraño, al verlo solo, intente apagarlo…

Todos los días, los dos le agregarán algo, para que no se apague. Habrá días, donde colocarás leña, otros días sólo ramitas secas, y habrá días donde sólo conseguirás algunas hojas. Días donde será mas difícil y días donde todo será mas fácil. Si cada uno tira para su lado el fueguito se apagará…

Pero si se entienden, y los dos trabajan para que el fuego no se apague, éste durará por siempre!





Con el amor sucede lo mismo que con el fueguito. Es un hermoso trabajo, de todos los días, y como todo trabajo requiere esfuerzos, paciencia y entendimiento, escuchar y ser escuchado. 


Mucha leña y mantendrán encendido el fuego eterno del Amor…



lunes, 14 de febrero de 2011

San valentín

Existen diversas versiones sobre el origen de este festejo. Hay quienes sostienen que el 14 de febrero fue señalado como día de San Valentinus, en memoria de quien se dedicó a desposar parejas, aún cuando el emperador romano Claudius II lo había prohibido. Otros afirman que está relacionado el festejo con que, en la antigua Roma, el 15 de febrero se celebraba el día de la Fertilidad o Lupercalia, en honor del dios Lupercus. Los griegos también consideraban esta fecha como el día del Inicio del Amor. La Lupercalia era una fiesta de la fertilidad y la prosperidad.
Se habla también de tres mártires con el nombre de San Valentín.
La versión que más a perdurado es la del sacerdote nacido en Roma durante el siglo III, bajo el gobierno de Claudio III, emperador romano que desarrolló una de las más duras persecuciones contra los cristianos, muchos de los cuales murieron por negarse a renegar de su fe. Claudio III ordenó que los cristianos no debían casarse entre sí y dispuso, por decreto, que a los que contrajeran matrimonio les correspondía la pena de muerte.
Valentín era obispo de lo que hoy es Terni. Fiel a su creencia de que los decretos que prohibían el casamiento eran indignos y que el pueblo debía amar a Dios y contraer matrimonio libremente, Valentín casaba a las parejas en forma secreta, obsequiándoles una flor blanca que significaba pureza y fidelidad. Cuando lo descubrieron, fue detenido y llevado a Claudio III, quien le dio la posibilidad de abandonar el cristianismo a cambio del indulto por desobedecer la orden imperial.
Valentín no aceptó y Claudio lo sentenció a muerte, fue condenado a paliza, piedras y, finalmente, la decapitación. En la cárcel, antes de cumplir sentencia, cuenta la leyenda  que Valentín se enamoró de Julia, la hija del carcelero Asterio, de la cual se dice que era ciega de nacimiento y muy hermosa. El sacerdote le enseñó aritmética y le habló de Dios. Ella vio el mundo a través de los ojos de Valentín y la fe en Dios y la tranquilidad espiritual hizo que un día Julia pudiese ver.
El santo fue ejecutado el 14 de febrero entre el 269 y el 271) y enterrado en lo que hoy es la Iglesia de Práxedes, en Roma. La leyenda dice que Julia plantó un árbol de almendros con flores rosadas y hoy el árbol es un símbolo de amor y amistad. Los restos se guardan en Madrid, España, en la Iglesia de San Antón y la gente le pide toda clase de milagros amorosos día a día. La leyenda también dice que San Valentín dejó una nota de despedida para la hija del carcelero que se había hecho su amiga, y la firmó "De Tu Valentín."









Tengo tu amor y lo tengo todo.

viernes, 11 de febrero de 2011

La belleza de las cosas simples...


Una película que puedo ver mil veces, es Dulce Noviembre ¿por qué? pues porque resalta la belleza de las cosas simples de la vida, esas mismas que olvidamos a diario y que son tan importantes, quizás las más importantes de nuestras vidas.
Últimamente me siento como " Sara" queriendo cambiar el mundo, a las cosas, y a las personas, porque quiero una mirada simple y sencilla. Quiero huír de la rutina, de la frialdad, de las reglas, de lo material, de ideologías y políticas, de lo estipulado. No quiero oír frases hechas, ni palabras complejas, no quiero hablar de dinero, ni trabajo, ni filosofías de vida. Quiero los sonidos del  silencio, el aroma de cada mañana y de cada atardecer, y observar con mis pupilas la belleza de la naturaleza y la vida. 




Observando lo trivial, lo simple y aparentemente vulgar podemos llegar a descubrir aquello que merece la pena.
Si cada día mirásemos las cosas pequeñas con buenos ojos, nos sorprenderíamos de la inmensa y variada belleza que se nos ofrece y muchas veces pasamos por alto. 



martes, 8 de febrero de 2011

Te regalo un cuento, por Jorge Gonzalvo Díaz.-




Te regalo un cuento. Podía haber sido un paseo por el parque o una canción a medio hacer. Una carta de amor, un capuccino en tu plaza favorita o un truco de magia sin ensayar apenitas. Pero no. Quería que fuera un cuento. No para después de hacer el amor ni para que nos echemos de menos. No para que suene el Adaggieto de la quinta de Mahler, ni nada por el estilo.
Te regalo un cuento para que puedas hacerlo tuyo dibujándole una narizota, para que lo compartas con tu vecina de escalera o con tu gato. Para que elijas la banda sonora que te apetece que suene de fondo mientras lo lees.
Yo tengo mis canciones para escribirte. Tu las tuyas para leerme.
Te regalo un cuento para que puedas llevarlo contigo, dobladito en el bolso, o entre las páginas de un libro de Benedetti. Para que cuando te enfades conmigo puedas estrujarlo y hacer con él una pelota de papel, arrojarlo por la ventana y mirar complacida cómo lo atropella un autobús. Para que lo fotocopies mil veces y le entregues una copia a quien más te apetezca. Para que envuelvas con él una manzana o para colgarlo en tu pared. Para que le claves alfileres los días en los que me matarías. O para apuntar encima del título el teléfono de tu banco.
Te regalo un cuento improvisado. De esos que empiezas a escribir sin pensar y que no sabes cuándo acaban. Te regalo esta noche y todas las demás. Te ofrezco mi sonrisa non stop, sin conservantes ni colorantes. Aún a riesgo de poder ser acusado de alevosía y nocturnidad, y aunque puedan encontrarse muchos más agravantes.
Te dejo abierta la ventana para que te cueles, para que me espíes ésta noche. Para que me veas sin que te vea. Para que me cuides un poco sin que yo lo sepa.
Te regalo una idea. El concepto más hermoso de complicidad, un escenario vacío en el que buscar la manera de encontrarse. Te regalo un cuento que habla de amigos y de sueños, de noches de verano pegajosas, de mí mismo mientras me imagino tu cuarto desde lo alto del cielo, antes de lanzarme en picado sobre tu almohada. De kamikazes que se estrellan en tus brazos y que no vuelven a despegar, ni falta que les hace.
Te regalo el kit completo de cariño, el maletín mágico con el que jugabas de niña a maquillar muñecas y cocinar guisos de plastilina mientras yo fabricaba dinamita con el Quimicefa.
Te regalo un cuento indeterminado sin pies ni cabeza, sin trama ni desenlace final, sin argumentos y sin actores de reparto. Sin moraleja. Y si la tiene, que sólo tú la conozcas.
Lo único que necesitas es apagar la luz, cerrar los ojos y la puerta de tu habitación, no necesariamente en ese orden. Dejar que te lea al oído, olvidarte de las facturas y del telediario. Quererme un poco más que hace cinco minutos y hacérmelo saber, de alguna manera.
Te regalo un deseo. Llenarte de unas ganas locas de reír y de que salgas corriendo en busca de una diadema bonita para el pelo. Que necesites llamarme y te encuentres pidiéndome que apague la luz, que cierre mi puerta y entonces, empieces a leer el mismo cuento que estás leyendo ahora. Y ojalá no podamos dejar de llamarnos cada noche, para contarnos el mismo cuento. Toda una vida.
Un cuento para llevarte de viaje, y para leerle a tus hijos y a los míos, a tus nietos y a mi abuela. A las calles y a los parques.
Te regalo un cuento sin papel de colores ni un "espero que te guste". Sin aplicar el IVA y sin descuento por pronto pago. Un cuento que habla de ti y de mí, que pueda leerse cualquier día del año, a cualquier hora, sea cual sea tu estado de ánimo o tu sabor favorito de helado.
Te regalo este cuento.
Related Posts with Thumbnails

Sumergida en la naturaleza...