" Nunca es demasiado tarde, o temprano para ser quien quieras ser. No hay límite de tiempo, empieza cuando quieras. Puedes cambiar o quedarte igual. Esto no tiene reglas.Sacarle lo mejor a tu peor momento. Ojalá le saques lo mejor. Ojalá puedas ver cosas que te detengan. Ojalá puedas sentir cosas que jamás sentiste. Ojalá conozcas personas con puntos de vista diferentes. Ojalá vivas una vida de la que te enorgullezcas. Y si no es así… Ojalá tengas la fuerza de empezar de cero."





jueves, 24 de marzo de 2011

LA VIUDA ALEGRE





Calle el labio que los ojos dicen más, porque en ellos asomada el alma está,

cual destellos de oro de un naciente sol se refleja en tu mirada inmenso amor.

Inúndase mi ser de efluvio pasional, de hito en hito así te quiero siempre contemplar.

Libre el alma del sufrir que en sueño convirtió es nuestro porvenir encantador.

Calle el labio que los ojos dicen más, porque en ellos asomada el alma está,

cual destellos de oro de un naciente sol se refleja en tu mirada inmenso amor.




La viuda alegre es una opereta escrita en 1905 por el compositor austro-húngaro Franz Lehár. El libreto fue escrito por Victor Léon y Leo Stein basados en la comedia L'attaché d'ambassade deHenri Meilhac. Fue estrenada en Viena el 28 de diciembre de 1905 y desde entonces es considerada una de las obras más importantes del género. Entre los pasajes musicales conocidos se encuentra la canción "Vilia" y el "Vals de la viuda alegre".

Sinopsis

Acto 1

En la embajada de Pontevedre en París se está celebrando una fiesta ofrecida por el barón Mirko Zeta. La esposa de Zeta, Valencienne, está coqueteando con el joven Camille de Rosillon. Sin embargo, el barón no lo nota pues su única preocupación es que Hanna Glawari, quien acaba de heredar cincuenta millones de francos tras la muerte de su marido, no se case con un extranjero, pues la salida de tal fortuna de Pontevedre traería la ruina al empobrecido reino. Para evitarlo, envía a su ayudante N'jegus a traer al conde Danilo Danilowitsch quien se encuentra en Maxim´s. Mientras tanto, Camille escribe en el abanico de Valencienne "Te quiero" pero ésta contesta afirmando que es "una esposa respetable, una mujer honrada". Cuando salen, Zeta recibe a Hanna, quien se da plena cuenta del interés que tiene en su herencia y le asegura que no hay de qué preocuparse. Pronto llega Danilo quien se siente muy incómodo cuando se entera de la presencia de Hanna y se hace evidente que los dos estuvieron enamorados cuando él era un joven soldado y que su relación se interrumpió por la prohibición de su tío. El viejo amor revive pero Danilo jura que no se casará con Hanna por su fortuna, mientras ella promete no casarse mientras él no le diga que la ama. Zeta le dice a Danilo que es su deber salvar el reino casándose con Hanna pero este empieza a buscar candidatos que sean apropiados para la viuda. Se anuncia el próximo baile donde las damas escogen su pareja y varios hombres desean que Hanna sea la suya; sin embargo, esta prefiere a Danilo, quien se niega diciendo que no sabe bailar, pero después ofrece vender su puesto por diez mil francos que donará a la caridad. Tal cantidad espanta a los pretendientes, así que a solas con Hanna éste le ofrece bailar pero ahora es ella quien se niega y Danilo termina bailando solo.


Acto 2

En la tarde del día siguiente varios huéspedes están reunidos en el jardín de la mansión de Hanna. Ella interrumpe la música para cantar la balada de Vilja, una ninfa que se enamoró de un mortal. Las esperanzas de Danilo renacen cuando Zeta anuncia que la viuda traerá bailarinas de cabaret al estilo Maxim´s, al parecer Hanna está interesada en él. N'jegus le informa a Zeta que se ha enterado que Camille está cortejando a una mujer casada pero este no recela de su mujer. Luego, Zeta les pide a Danilo y N'jegus que se reúnan en la casa de verano a las ocho de la noche para una conferencia. Valencienne queda a solas con Camille, decidida a romper con él definitivamente, trata de persuadirlo para que le proponga matrimonio a Hanna. Camille pregunta por qué su romance debe durar tan poco y ella le dice que esa tarde es la última antes de que se separen y que la deben pasar en la casa de verano. A las ocho, Zeta se dirige hacia allá y echa un vistazo a través de la cerradura, donde cree ver a su esposa con Camille. N'jegus, que ha visto entrar a los dos amantes, saca a Velencienne por la puerta trasera y Hanna toma su lugar, para desespero de Danilo quien cree que está teniendo algo con Camille. Éste, para seguir con la farsa, repite sus juramentos de amor y Hanna, siguiendo la broma, anuncia su compromiso con Camille. Danilo finge que le es indiferente, pero luego lleno de ira se va rumbo a Maxim's para olvidar sus penas.


Acto 3

Más tarde la misma noche, la sala de la casa de Hanna se ha convertido en una réplica de Maxim's, incluyendo las bailarinas entre las que se cuenta Valencienne. Danilo recibe un telegrama donde se le informa la inminente ruina del país y le pide a Hanna que dejé a Camille. Ella acepta, para felicidad de Danilo. Zeta encuentra el abanico comprometedor y jura divorciarse de su esposa para casarse con Hanna y salvar a Pontevedre, pero ésta le dice que perderá su fortuna si se vuelve a casar. Oyendo esto, Danilo confiesa su amor por ella y ella le hace saber que perderá su herencia pues está estipulado que pasará a manos de su nuevo marido. Valencienne recupera el abanico y le asegura su fidelidad a Zeta leyéndole lo que había contestado a la declaración de Zeta: "soy una esposa respetable, una dama de honor", de esta manera todo acaba felizmente.


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Sumergida en la naturaleza...